Barcelona se aprovecha de los conflictos sindicales del puerto de Valencia

stop

La terminal valenciana se ve obligada a desviar el 13% de sus mercancías en julio por falta de personal, para beneficio del puerto de Barcelona

El recinto portuario valenciano movió hasta a julio 2,75 millones de TEU, cerca de 20.000 TEU menos que hace un año.

Barcelona, 20 de agosto de 2016 (18:04 CET)

Una disputa laboral ha lastrado en julio los resultados del puerto de Valencia, al obligarle a desviar el 13% de sus mercancías a otros recintos portuarios, principalmente el de Barcelona. El conflicto no hace perder a la terminal valenciana el liderazgo del Mediterráneo en tráfico de contenedores, aunque permite ganar terreno a la barcelonesa, su principal competidora.

Las empresas de la estiba del puerto de Valencia llevan meses en conflicto con sus trabajadores por la no renovación del convenio colectivo. Este bloqueo ha afectado a la terminal en el peor momento posible: en pleno verano, cuando aumentan las operaciones y se necesitan refuerzos.

Al no lograrse el acuerdo se frustró la contratación de 85 estibadores de refuerzo y la Autoridad Portuaria de Valencia no tuvo más remedio que desviar contenedores a otros puertos. Así, la terminal de la capital del Turia dejó pasar 52.000 TEU –una TEU equivale a un contenedor de 20 pies­–, que fueron dirigidos a Barcelona y, en menor medida, a Castellón.

El tráfico cae respecto a 2015

El desvío de mercancías ha impactado en los datos del puerto valenciano, que en 2016 ha perdido tráfico respecto al mismo periodo del pasado año. Si en 2015 la terminal había movido hasta julio cerca de 2,75 millones de TEU, este año el volumen ha descendido hasta los 2,73 millones.

El puerto de Barcelona, por su parte, ha asumido hasta julio 1,29 TEU, un 15% más que en 2015, y ha cerrado el mes con un récord de tráfico. Las más de 219.000 TEU transportadas por la terminal catalana durante el mes pasado son su mejor dato desde 2008.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad