Bellvitge mantiene cerradas 135 camas en plena huelga de ambulancias

stop

El hospital ha prescindido de 500 en los últimos dos años, 200 de ellas este verano

11 de septiembre de 2013 (19:52 CET)

La dirección del Hospital Universitari de Bellvitge (HUB) mantiene cerradas 135 de las 200 camas de las que prescindió a principios de verano para ahorrar cerca de 800.000 euros.

El hospital reitera que la reapertura del total de camas cerradas se hará de manera progresiva entre septiembre y octubre.

Pero el presidente de la junta de personal, Ramón Montoya, critica la situación del hospital, que se ha visto incapaz de cubrir la demanda de camas en los últimos días. Una situación derivada de la huelga de ambulancias en Catalunya --activa desde el lunes hasta este jueves-- junto al incremento de visitas tras el verano, que ha obligado a la dirección a reabrir algunas.

Centenares de camas cerradas

“El lunes, el hospital tenía un déficit de 50 camas y por eso han abierto 65. Pero nuestro miedo siempre ha sido que las que se han cerrado no se vuelvan a reabrir en su totalidad”. Este hipotético escenario lo descarta la propia dirección del HUB, que asegura que en octubre se habrán habilitado las 135 restantes.

Pero los recortes en sanidad evidencian la pérdida de centenares de camas en este hospital en los últimos años. En 2005, uno de los ochos centros sanitarios más importantes de Catalunya tenía casi 900 camas. En 2010 la cifra cayó hasta las 766 y un año después, se redujeron a 638, según el sindicato de enfermería SATSE.

Recortes presupuestarios

Bellvitge, junto a la Vall d’Hebron, Can Ruti, Viladecans, Josep Trueta, Arnau de Vilanova, Joan XXIII y el Verge de la Cinta,
forman la mayor empresa pública de Catalunya bajo el paraguas del Instituto Català de la Salut (ICS).

El departamento de Salut, dirigido por Boí Ruiz, recortó cerca del 7% del presupuesto en estos centros. Sólo en los seis primeros meses del año, el gobierno de Artur Mas (CiU) redujo un 20% la partida sanitaria.


Reducción de plantilla

Recortes con los que los hospitales justifican los planes de contingencia con el cierre de unidades hospitalarias en todos los centros públicos así como la reducción de material y de personal sanitario.

Buen ejemplo de ello es Bellvitge, hospital de primer nivel de referencia en Barcelona y el Baix Llobregat, en el que se ha restringido el contrato a 500 profesionales en los dos últimos años.

Huelga de ambulancias

Las tijeras de Mas y del Gobierno central en el sector originó la denominada marea blanca y ahora, ha dado lugar a la huelga de ambulancias catalanas. La protesta ha transcurrido con normalidad en los primeros días, completándose el 100% de los servicios urgentes y el 80% de los que no tenían carácter prioritario.

Sólo los traslados de pacientes que habían sido dados de alta se han suspendido durante los tres primeros días. Por ello, en hospitales como el barcelonés, la necesidad de ampliar las camas ha sido una cuestión prioritaria.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad