Gonzalo Gortázar, consejero delegado de Caixabank. EFE/Kai Försterling

Caixabank se va de Repsol: vende su participación por 2.500 millones

stop

Caixabank vende su participación del 9,4% en Repsol y sale del consejo de la petrolera

Barcelona, 20 de septiembre de 2018 (19:46 CET)

Noticia en ampliación

Caixabank se va de Repsol después de 14 años de relación. La compañía catalana, primer accionista de la petrolera, acaba de anunciar que pone a la venta el 9,36% de su participación, con la que espera obtener cerca de 2.500 millones de euros.

La entidad anunció esta tarde la venta del 4,61% del capital social, por cerca de 1.300 millones de euros mediante la liquidación de dos contratos de permuta de renta variable (equity swaps). En los próximos días lanzará un plan de ventas para desprenderse del restante 4,75%, con el objetivo de cerrar la operación antes del primer trimestre del próximo año.

El anuncio llega en un momento en el que la petrolera presidida por Antoni Brufau y dirigida por Josu Jon Imaz vuelve a brillar en el IBEX y no para de registrar buenos resultados. Está en niveles máximos de cotización y los resultados financieros que está logrando trimestre tras trimestre se consideran récord.

El paquete accionarial de Caixabank equivale a 2.500 millones de euros a valoración de mercado

La entidad presidida por Jordi Gual y cuyo consejero delegado es Gonzalo Gortázar explicó al respecto que "el número de acciones vendidas dependerá de las condiciones del mercado y de una cotización que asegure que los ingresos obtenidos representen un valor razonable para los accionistas, entre otras condiciones".

Esta operación, según añade la entidad en el hecho relevante remitido a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), se hará sin superar el 15% del volumen negociado en el día sobre acciones de Repsol, para no afectar a su cotización en exceso. 

Impacto en las cuentas del tercer trimestre

Sobre esta desinversión, Caixabank explicó que el impacto en sus cuentas se traducirá en "una pérdida extraordinaria de 450 millones de euros en la cuenta de resultados del tercer trimestre de 2018".

No obstante, sobre sus ratios de capital, aseguró que el impacto será neutro. La entidad reiteró que sus objetivos de rentabilidad para este año están entre el 9% y el 11%.

La salida de Caixabank en Repsol supone, además de la salida de su primer accionista, el final a 14 años de relación. El resto de accionistas mayoritarios de la petrolera son la constructora Sacyr, con cerca del 8,2% de la participación; el fondo estadounidense Blackrock, con el 4,98%, y  Bank of America, con el 5,35% del capital social 

Hemeroteca

Caixabank Repsol IBEX
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad