Reunión para el traspaso de poderes en la Cámara de Comercio de Barcelona. En el centro de la imagen, Miquel Valls y su sucesor, el independentista Joan Canadell. /CAMBRA

Canadell tomará el mando en Turismo de Barcelona

stop

Los empresarios independentistas que gobernarán la Cámara de Comercio utilizarán Turismo de Barcelona para que se visualice su gestión

Josep Maria Casas / Carles Huguet

Reunión para el traspaso de poderes en la Cámara de Comercio de Barcelona. En el centro de la imagen, Miquel Valls y su sucesor, el independentista Joan Canadell. /CAMBRA

Barcelona, 06 de junio de 2019 (04:55 CET)

Según los estatutos de Turismo de Barcelona, la presidencia de su comité ejecutivo corresponde al presidente de la Cámara de Comercio de Barcelona. El próximo 17 de junio, el independentista Joan Canadell se situará al frente de la cámara y, en consecuencia, también del consorcio público-privado que se dedica a la promoción turística de la capital catalana.

Fuentes de Eines de País, la candidatura independentista auspiciada por la Asamblea Nacional Catalana que se impuso en las recientes elecciones a la Cámara de Barcelona, confirman su interés por liderar Turismo de Barcelona. Aunque Canadell puede delegar la presidencia del comité ejecutivo, es más que probable que la asuma personalmente, aunque solo sea durante una primera etapa. Aseguran que la decisión aún no está tomada.

Canadell ya se ha reunido con el hotelero Joan Gaspart, que preside el comité ejecutivo de Turismo de Barcelona desde su creación en 1993. No continuará en el cargo que ha ocupado en los últimos 26 años, siempre por delegación de los presidentes de la Cámara de Comercio.

Los empresarios independentistas que gobernarán la Cámara de Comercio pretenden utilizar Turismo de Barcelona para que se visualice su gestión. De la quincena de organismos económicos en los que participa la cámara barcelonesa, Turismo de Barcelona es el único en el que pueden imprimir su marchamo y nombrar al presidente del comité ejecutivo. Su papel en Fira Barcelona, Consorcio de la Zona Franca o el Puerto es testimonial.

Turismo de Barcelona es un consorcio formado por la Cámara de Comercio, la Fundación Barcelona Promoció y el ayuntamiento de la ciudad. En estos momentos, la alcaldesa Ada Colau ostenta la presidencia del consejo general mientras que Gaspart –por delegación de Miquel Valls, que dejará la cámara el próximo 15 de junio– preside el comité ejecutivo.

Si los republicanos de Ernest Maragall se hacen con la alcaldía de la ciudad, Turismo de Barcelona estará totalmente controlado por los independentistas.

Un presupuesto de más de 63 millones de euros

Este consorcio de promoción turística gestionó en 2017, el último año del que han publicado la memoria, un presupuesto de 63,5 millones de euros. De este importe, el 37% correspondió a aportaciones públicas: 5,16 millones de euros del Ayuntamiento y 320.000 euros de la Diputación provincial.

En esta nueva etapa, Turismo de Barcelona deberá renovar sus órganos de gobierno. Presumiblemente, caerán buena parte de los miembros nombrados a propuesta del Ayuntamiento y de la Cámara actual. En representación de esta última corporación, entre otros aparecen los nombres de Pedro Fontana (Emesa), Enrique Lacalle (Automobile), Javier Pérez Farguell (Association for Corporate Growth), Lluís Vendrell (Unión Suiza) y el restaurador Santiago Soteras (Grupo Soteras) además de Gaspart.

En el interior de Turismo de Barcelona se vivieron en los dos últimos años episodios de gran tensión política. Jordi William Carnes dimitió como director general en febrero de 2018 cuando se filtró un informe encargado por el Ayuntamiento que le atribuía supuestos gastos sin justificar a través de la tarjeta de crédito corporativa. Una posterior auditoria rebajó el importe inicial de 89.600 a 15.400 euros. William Carnes retornó esta cantidad para evitar que la polémica fuera a más. Nunca se han formulado acusaciones judiciales en su contra. Colau se vengó así de los socialistas, que fueron sus socios de gobierno.

El concejal Agustí Colom (Barcelona en Comú), vicepresidente del consejo general y del comité ejecutivo, presionó durante el último mandato para primar el control público sobre el privado en este consorcio. Chocó con Gaspart en el intento. Colom no continúa en el consistorio después de las elecciones del 26-M.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad