Máquinas de un gimnasio Dir.

Canela intenta comprar tiempo para sobrevivir a las de urgencias DIR

stop

La cadena de gimnasios pide oxígeno a sus bonistas para refinanciar hasta 2,5 millones de deuda por la imposibilidad de pagarla ahora

Barcelona, 03 de octubre de 2018 (04:55 CET)

Los gimnasios Dir vuelven a pedir oxígeno. Con una maltrecha situación financiera, la compañía presidida por Ramón Canela pide ayuda a sus bonistas y el próximo mes de noviembre les propondrá refinanciar 2,5 millones de euros de deuda que ahora mismo es incapaz de afrontar.

Fuentes financieras explican a Economía Digital que se alargará el vencimiento del pasivo por tres años a cambio de incrementar la rentabilidad, que ascenderá de una cifra que ronda el 6,5% actual a otra superior al 8%. Un portavoz de la compañía declinó realizar cualquier comentario. Tras la publicación del artículo, la empresa se puso en contacto con este medio para asegurar que el interés será del 6%.

No obstante, las mismas voces señalan que la cadena de fitness arrastra un problema con la deuda con sus bonistas, que asciende a 12,1 millones de euros. "En los últimos años no ha logrado cerrar ningunas emisión de bonos, las refinancia una y otra vez a costa de elevar el interés", explican.

Dir refinanció la deuda con los bonistas en cuatro ocasiones desde 2016

Y el ritmo no tiene visos de descender. De hecho, se incrementa con el tiempo. En abril, Palco23 informó de que la empresa ya renovó una deuda de 990.000 euros con este perfil de acreedores. La factura de 2018 ya roza los 3,5 millones de euros.

Es la más alta en los últimos ejercicios desde que la banca aceptó alargar una deuda de 17 millones en 2015. Un año después, Canela pedía a los bonistas refinanciar 1,5 millones y ya en 2017 solicitó aplazar el pago de otros 2,5 millones.

Así, la propuesta se formulará el próximo 6 de noviembre en una junta de accionistas de la sociedad Diagonal Dir, según publicó este martes el Registro Mercantil.

Dir recurre al crowdfunding ante el escepticismo de los bancos

La llamada a la ayuda para ganar tiempo coincide en el tiempo con unas relaciones con la banca cada vez más tensas, explica uno de sus acreedores. Las entidades no terminan de ver claro el futuro de la cadena de gimnasios bajo las circunstancias actuales.

Mientras, la compañía recurre a nuevas fuentes de financiación como el crowfunding, a través del que ya ha recaudado 1,6 millones procedentes de más de 400 personas desde 2016. Con la cifra, la empresa sufraga los gastos del día a día además de avanzar en su plan de expansión con la apertura de nuevos gimnasios.

A la espera de las cuentas del ejercicio 2017, Dir cerró el año 2016 con una facturación de 42,1 millones de euros y unas pérdidas de 657.000 euros.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad