Carmena adjudica a Florentino la ayuda a domicilio de dependientes por 5 millones

stop

NUEVO CONTRATO A LAS GRANDES CONSTRUCTORAS

El presidente de ACS, Florentino Pérez

desde Madrid, 22 de septiembre de 2015 (14:32 CET)

Aunque el nuevo Ayuntamiento de Madrid, presidido por Manuela Carmena, está mirando con lupa todos y cada uno de los contratos y concesiones adjudicados a la grandes empresas, para ver la existencia de posibles sobrecostes, cuando toca adjudicar un nuevo contrato millonario son las multinacionales conocidas por todos las que se llevan al gato el agua.

No queda otra. Tampoco son tantas las empresas con capacidad de obrar, no incursas en prohibiciones e incompatibilidades para contratar con la Administración, y que acrediten solvencia económica, financiera y profesional.

Primero Slim, ahora Florentino

A principios de agosto, se conocía que FCC, el grupo controlado por el magnate mexicano Carlos Slim, lograba un contrato de 6 millones de euros para acometer una obra hidráulica en la zona de Valdebebas, junto a la ciudad deportiva del Real Madrid. Ahora, no ha sido Slim sino Florentino Pérez el que se ha llevado el gato al agua.

Clece, la filial de servicios del Grupo ACS, ha resultado adjudicataria de un contrato de 5 millones para prestar el servicio de ayuda a domicilio a personas dependientes residentes en los distritos de Retiro, Usera, Puente de Vallecas, Moratalaz, Villaverde, Villa de Vallecas, Vicálvaro y San Blas-Canillejas.

Menor tiempo de prestación

En principio, cuando se publicaron los pliegos, el pasado 2 de junio, se establecía que el servicio se llevaría a cabo durante un periodo de cinco meses, entre agosto y diciembre de 2015. Y se valoraba por un importe de 10,4 millones, que quedaba reducido a 7,7 millones en la previsión presupuestaria.

Con la demora provocada por la tramitación del expediente por el cambio de Gobierno, el Área de Gobierno de Equidad, Derechos Sociales y Empleo, dirigido por la vicealcaldesa Marta Higueras, ha mantenido la fecha prevista de finalización del servicio, el 31 de diciembre de 2015, pero en vez de iniciarse en agosto lo hará a principios de octubre, con la lógica reducción en el precio a percibir por el adjudicatario.

Los 7,7 millones presupuestados se han quedado en poco más de 5 millones. Además de Clece, otras dos empresas optaban al contrato, Quavitae Servicios Asistencial y Valoriza Servicios a la Dependencia, una de la 'facilities' del Grupo Sacyr.

5% de margen empresarial

El servicio de ayuda a domicilio (SAD) proporciona atención personal y doméstica a personas declaradas dependientes por la Comunidad de Madrid. Entre las atenciones personales, la higiene, la ingesta de alimentos o la toma de medicamentos, y la limpieza de la vivienda, la compra de alimentos o la retirada de basuras, entre las prestaciones de carácter doméstico.

Como personal para la prestación del servicio, el adjudicatario debe aportar un director, un coordinador por cada 214 usuarios al mes, un ayudante de coordinación por cada 723 usuarios y los auxiliares que sean necesarios.

Sobre la suma de los gastos de personal y los generales para poder ofrecer el servicio en unas condiciones óptimas, se aplica un 5% de margen empresarial –el que se llevará Clece–, un porcentaje que, según recoge el pliego, se considera suficiente para mantener el equilibrio económico-financiero de la contrata.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad