Carmena prepara su primera gran expropiación

stop

Ahora Madrid planea la retirada de la concesión del Bicimad a la empresa que ganó la adjudicación con el gobierno de Ana Botella

La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, en bicicleta.

Madrid , 20 de septiembre de 2016 (01:00 CET)

Ni limpieza, ni jardinería ni recogida de basuras. La promesa de desprivatizar los servicios municipales que Ahora Madrid llevó en su programa electoral podría comenzar por el Bicimad, el servicio de alquiler de bicicletas que gestiona, con enormes problemas y dificultades, la empresa Bonopark.  

El gobierno de Manuela Carmena analiza la incorporación de las bicicletas de alquiler al sistema de transporte público como medida para salvar el malogrado servicio. El Ayuntamiento de Madrid ha pedido a la EMT (Empresa Municipal de Transportes) un informe para valorar el impacto económico y logístico de esta medida.  

El informe, al que ha tenido acceso Economía Digital, calcula que el coste adicional que debería asumir la empresa pública en caso de incorporación de la plantilla de Bonopark sería de 1,4 millones de euros anules. El Ayuntamiento de Madrid debería incorporar a unos 50 trabajadores de Bonopark en su estructura para continuar prestando el servicio, según el mismo estudio.  

La mayor parte de los trabajadores, operarios encargados de distribuir y reparar las bicicletas, cuentan con un salario bruto anual de 16.000 euros. El sueldo máximo en la nómina de la empresa, que perciben dos jefes de sección, es de 33.000 euros brutos anuales. Ahora Madrid ve factible la medida pero la alcaldesa tendrá que tomar la última decisión.  

Carmena ha desprivatizado el servicio funerario pero no ha municipalizado ni los servicios de recogida de basura, ni los de limpieza ni los de jardinería. Tampoco se ha concretado la retroceso del concurso de los servicios de atención telefónica del 010, tal como había prometido el equipo de gobierno. El malestar de las bases de Ahora Madrid es evidente por el incumplimiento del programa electoral.  

Más carga para la EMT  

Las bases de Ahora Madrid han propuesto la retirada inmediata de la concesión a Bonopark, una empresa que contaba con escasa experiencia para la gestión de este tipo de servicio y que ha tenido que trabajar con un presupuesto inferior al que necesita, de acuerdo con las quejas de la propia compañía.

Pero la medida también ocasionará una carga para la empresa EMT, que tradicionalmente ha arrastrado pérdidas en sus cuentas de resultados. Sólo el año pasado ha registrado un resultado positivo de diez millones gracias al consejo sanitario. El grupo municipal de Ciudadanos, que ha estudiado la posibilidad, se ha manifestado en contra de la absorción por el riesgo financiero que añade a la EMT.  

"La EMT presenta unas cifras de negocio muy preocupantes y no puede ni debería asumir más riesgos financieros. Los datos son claros y desaconsejamos la absorción. La opción más adecuada, tanto para el servicio como para el Ayuntamiento, sería que la concesionaria, sea Bonopark o cualquier otra, disponga de recursos suficientes para gestionar el servicio", explica Sergio Brabezo, concejal de Movilidad de Ciudadanos formado en el análisis de riesgos financieros.  

El ayuntamiento ha confirmado a Economía Digital que no contempla la posibilidad de suprimir el servicio de las bicicletas públicas.  

42.000 incidencias en siete meses  

Las actuales cifras hacen "insostenible" el servicio de bicicletas públicas, tal como está gestionado actualmente. El Bicimad ha aumentado el número de incidencias y problemas técnicos. Apenas el 54% de las bicicletas está disponible para su uso. El resto presenta incidencias técnicas y mecánicas. Desde enero hasta julio, los usuarios han generado más de 42.000 incidencias y fallos del servicio.    

El servicio del alquiler de bicicletas ha logrado la rentabilidad de la mano de patrocinadores y anunciantes. El gobierno de Ana Botella vetó el sistema y, por esa razón, quedaron fuera JC Decaux y Clear Channel. Ciudadanos ha pedido al ayuntamiento que considere la adopción de un sistema de soporte publicitario para financiar el servicio. También ha exigido mejoras de seguridad para evitar vandalismo y sancionar a quienes malogran el sistema.  

El gobierno local ha asegurado a este medio que estudia una fórmula para mejorar el servicio, aunque no ha aclarado si finalmente expropiará el sistema a Bonopark. Ahora Madrid, que criticó que las grandes constructoras gestionaran la limpieza y la basura de la ciudad, organizó un concurso público en el que las grandes constructoras están a un paso de ganar el concurso.  

Con el informe de le EMT en sus manos, la primera municipalización podría llegar en el Ayuntamiento de Madrid. Carmena tendrá la última palabra.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad