Carrefour ultima la salida a bolsa de sus supermercados baratos DIA

stop

BOLSAS

09 de mayo de 2011 (18:57 CET)

La bolsa española se prepara para acoger nuevas empresas tras medio año de parón. La cadena de supermercados de gran descuento DIA, propiedad de Carrefour, se presentará ante los analistas españoles el próximo miércoles 18 de mayo en la Bolsa de Madrid para convencerles de las bondades de la operación, valorada entre los 3.200 y los 4.000 millones de euros.

Un día antes, el 17 de mayo, la compañía se presentará en París. DIA va a cotizar en Madrid porque sus orígenes son españoles –la enseña nació en la capital hace algo más de 30 años, desde la capital se gestiona y más de la mitad de su 6.300 establecimientos están en España, 450 en Cataluña– aunque su debut en bolsa no requiere venta alguna de acciones.

La razón es que la operación consiste en un spin off –segregación de una rama de actividad– por el que los accionistas de Carrefour recibirán en concepto de dividendo todas las acciones de DIA que están en manos del grupo de distribución galo. Es decir, que cada accionista de Carrefour recibirá un número de títulos de DIA proporcional a los que posea de la casa matriz.

Con las presentaciones a analistas de la semana que viene se da el pistoletazo de salida a una operación que, si se cumple el calendario y el valor empieza a cotizar a primeros de julio, rompería con los seis meses de parón que a día de hoy acumulan las salidas a bolsa en España. La última es del mes de noviembre de 2010, cuando saltó al parquet Enel Green Power.

Competencia por el capital


En las mismas fechas que DIA ha marcado en el calendario para empezar a cotizar está prevista la salida a bolsa de CaixaBank, el banco que concentra el negocio financiero de La Caixa. Y Bankia, el grupo liderado por Caja Madrid, está haciendo todo lo posible por adelantarse a su gran competidor. Por lo tanto, podría haber hasta tres nuevos inquilinos de las pantallas de contratación en las dos primeras semanas de julio.

Las necesidades de liquidez de las grandes empresas y fortunas están convirtiendo la bolsa en el mecanismo de desinversión más deseado, sobre todo para los grupos de capital riesgo. Talgo, ONO o algunos de los grupos que en su día dejaron la bolsa, como Cortefiel o Telepizza, estudian seriamente dar el salto al parquet.

Otras entidades como las cajas de ahorros miran a la bolsa porque no tienen más remedio si no quieren tener al Estado como accionista. Además de Bankia, es el caso de BMN, Banca Cívica o el grupo liderado por Cajastur.

Un nuevo sector cotizado en España

Si se consuma la operación, DIA se convertirá en la primera gran cadena de supermercados –es la tercera del mundo en el segmento de hard discount– que cotiza en la bolsa española. Antes, debe recibir el visto bueno de la junta de accionistas del grupo que se celebra el próximo 21 de junio.

Quien no pisará el parquet es Carrefour Property –iba a cotizar en el mercado Euronext–, la división inmobiliaria del grupo de distribución, cuya colocación se ha paralizado para satisfacción de los pequeños inversores del grupo, algunos de los cuales se han organizado en contra de la escisión tanto del negocio inmobiliario como del de DIA.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad