Carrefour y Casino pujan por el negocio francés de DIA

stop

Las cadenas valoran los activos de la firma española en Francia entre 150 y 200 millones de euros

09 de mayo de 2014 (00:17 CET)

Las cadenas de supermercados Carrefour y Casino han mostrado su interés por quedarse con las tiendas de supermercados DIA que la compañía española ha puesto en venta. DIA oficializó este jueves su intención de deshacerse de las 880 tiendas con más de 7.000 trabajadores en una operación de venta troceada que encabeza BNP Paribas, tal como avanzó este diario.

Los directivos de DIA se reunieron este jueves en Madrid para tomar una decisión sobre el proceso de venta, informaron fuentes de la compañía, aunque oficialmente la cadena ni confirmó ni desmintió la información.

La multinacional española cuenta con activos valorados en 500 millones de euros pero arrastra una deuda de 200 millones de euros más 25 millones anuales de pérdidas operativas, según han explicado fuentes cercanas a la compañía. El valor de compra que han calculado las dos cadenas oscila entre los 150 y los 200 millones.

Posibles absorciones

La compra de los supermercados DIA darían mayor alcance a Carrefour que ha encontrado en la cadena Leclerc, con precios más bajos, un feroz competidor. Pero las dudas entre los directivos es que buena parte de las tiendas de DIA están ubicadas en barrios donde no es factible lograr las grandes cifras de facturación a los que está acostumbrada la multinacional francesa.

La otra cadena interesada, Casino, quiere reforzar sus supermercados de marca barata, Leader Price, con lo cual lograría superar los 1.000 locales que se ha fijado como meta para este año.

La rémora internacional

DIA presentó este jueves buenos resultados de explotación, a pesar de que los beneficios bajaron más del 33% respecto al mismo período del año anterior para ubicarse en 10,3 millones de euros. España sigue creciendo en facturación y beneficios, una situación que contrasta con los malos resultados de algunas plazas internacionales, donde DIA ha afrontado grandes dificultades.

La empresa cerró las operaciones en Grecia en 2010 cuando liquidó las 381 establecimientos que había abierto cuando aún formaba parte de Carrefour. El año pasado también puso a la venta las 163 tiendas de Pequín (hasta ahora conserva las de Shangai) y está en trámites para deshacerse de las de Turquía.

La empresa también ha debido afrontar las consecuencias negativas producidas por la devaluación del real brasileño y el peso argentino que han lastrado gran parte del crecimiento que la empresa logró el año pasado.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad