Casaponsa separa el negocio de Panrico en dos grandes áreas

stop

Pone a Jordi Fàbregas al frente de la unidad de negocios de España y nombra a Ricard Anmella responsable de los negocios de Canarias, Portugal y Artiach

De izquierda a derecha: Jordi Fàbregas, Ricard Anmella y Alex Barón

13 de marzo de 2012 (19:09 CET)

El consejero delegado de Panrico, Joan Casaponsa, ha mostrado este martes el organigrama de la nueva Panrico. Tras el desembarco del fondo Oaktree Capital, que controla el 86% del capital del grupo, el ex directivo de Indo ha separado la actividad del grupo entre el negocio que se realiza en España y el que se hace en Canarias y Portugal. A éste último, le suma la división de galletas Artiach.

Además de la hoja de ruta, ha nombrado a Jordi Fàbregas director de la Business Unit Spain y a Ricard Anmella Business Unit Canarias, Portugal y Artiach. El primero también se responsabilizará de las áreas de márketing, innovación y ventas, tal y como ha anunciado Panrico en un comunicado. Llegará a la compañía desde otro grupo de alimentación: Lindt & Sprüngli. Desde hace 12 años, ocupaba el puesto de director general de la multinacional para España y Portugal. También ha pasado por CPC España, Cruz Verde y Procter & Gamble.

Anmella es un hombre de la casa. Hasta ahora era el responsable de la marca Artiach y ha ocupado diversos cargos en empresas como Grupo Nutrexpa, Nabisco Internacional o Martini & Rossi España. Su promoción interna ha propiciado que Alex Barón, actual director de Márketing de Artiach, asuma la dirección de la marca de galletas.

Reestructuración

El nuevo organigrama del grupo da más pistas sobre la reestructuración de la compañía que diseña Casaponsa. Aún no ha dado a conocer en qué factorías reducirá la estructura productiva para que la compañía recupere los números azules, aunque los trabajadores del grupo apuestan para que los grandes recortes los asuman las factorías de Canarias y Portugal, con un régimen distinto al resto de la Península.

Panrico cerró el ejercicio 2011 con unas pérdidas de 200 millones de euros.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad