Catalana Occidente también se muda a Madrid. El presidente de Catalana Occidente, Jose María Serra, en una imagen de archivo.EFE/ALEJANDRO GARCÍA

Catalana Occidente abre la puerta a una nueva mudanza post 1-O

stop

El grupo Catalana Occidente emite una nota interna en la que garantiza que tomará "todas las medidas necesarias" para garantizar sus productos y depósitos

Pablo Jiménez

Catalana Occidente también se muda a Madrid. El presidente de Catalana Occidente, Jose María Serra, en una imagen de archivo.EFE/ALEJANDRO GARCÍA

Barcelona, 05 de octubre de 2017 (15:50 CET)

En un ambiente de total incertidumbre sobre el futuro político de Cataluña, las grandes empresas del territorio ponen sus ojos más allá del Ebro. Banc Sabadell aprobará el traslado de su sede social este mismo jueves. Caixabank activa una posible mudanza a Baleares. Y Catalana Occidente, una de las grandes aseguradoras del país, guarda la ropa ante una hipotética declaración unilateral de independencia (DUI) el próximo lunes.

El grupo asegurador ha enviado este jueves a primera hora un comunicado interno a su plantilla en el que asegura que tomará “todas las medidas necesarias para garantizar que su actividad pueda desarrollarse con normalidad, en un marco estable y en un entorno de seguridad jurídica y económica".

El texto, adelantado por El Mundo y confirmado por fuentes próximos a la empresa, contempla un escenario similar al barajado por Caixabank: una DUI podría dejar a la empresa sin el paraguas del Banco Central Europeo (BCE), garante de los depósitos en manos de la compañía. De ahí la puerta abierta a mover su sede social, actualmente ubicada en Sant Cugat del Vallès (Barcelona).

Catalana Occidente garantiza trabajar "en un entorno de seguridad jurídica y económica"

La misiva, firmada por el presidente de la compañía, José María Serra Farré, garantiza que “el grupo velará siempre para que sus productos y servicios no se vean en ningún caso afectados por la coyuntura política y social, garantizando el cumplimiento de sus condiciones contractuales”.

Recuperación en bolsa

Catalana Occidente, con presencia en una cincuentena de países y una cartera de cuatro millones de clientes, obtuvo en 2016 un beneficio consolidado de 324,5 millones de euros. La facturación creció hasta los 4.236 millones. Los títulos de la compañía se intercambian este jueves al mediodía por encima de los 33,5 euros (+2%), recuperándose parcialmente del desplome bursátil vivido este miércoles en el parqué español, con especial incidencia en el sector financiero catalán.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad