CCOO ve insuficientes las dimisiones

stop

El sindicato de la entidad exige más explicaciones y rechaza la rebaja salarial que pide la dirección de BMN

25 de noviembre de 2011 (12:18 CET)

Tras la decisión del consejo de administración de Caixa Penedès de prescindir del presidente de la entidad, Ricard Pages, y del director general, Manuel Troyano, por sus planes de pensiones millonarios, el sindicato CCOO de la caja catalana asegura que, insatisfechos con los abusos que se han llevado a cabo en la entidad, “no dan por cerrado este affaire.”

A pesar del mea culpa del consejo de la caja integrada en el Banco Mare Nostrum que señala su “desaprobación al contenido, método de instrumentación, falta de transparencia, excepcionalidad y desproporción de los paquetes de carácter remuneratorio”, los representantes sindicales acusan a la entidad de mirar hacia otro lado ante los desmanes que se producen en el seno de la caja.

El rechazo de los trabajadores se centra, sobre todo, en la petición de la directiva del BMN de realizar contenciones en el conjunto de los salarios de entre 35 y 45 millones de euros. Decisión a la que CCOO responde con la exigencia de “actuaciones legales”para “recuperar la totalidad de estas millonarias prebendas”.

Ante los futuros recortes, junto con la reforma del sistema financiero y la segunda vuelta de fusiones, el sindicato insiste en que no tirará la toalla y que “seguirá luchando para que la nueva dirección de Caixa Penedès funcione bajo el amparo de la responsabilidad social, transparencia y respeto hacia una plantilla”.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad