Cebrián arrecia la guerra civil en PRISA tras subirse el sueldo

stop

El presidente de PRISA cobrará 692.000 euros más en concepto de retribución variable tras perder la compañía 68 millones

Juan Luis Cebrián, consejero delegado del grupo Prisa. / EFE

Barcelona, 02 de marzo de 2017 (19:00 CET)

La guerra en el consejo de administración de PRISA arrecia. A la junta directiva no le ha sentado bien que el presidente del conglomerado, Juan Luis Cebrián, se adjudique un bonus de 691.472 euros en concepto de retribución variable. La noticia que llega días después de conocer que el grupo ha perdido 67,9 millones de euros en el último año.

Con esta remuneración, el sueldo total del directivo de PRISA asciende a 1,76 millones de euros al año. Entre el resto de retribuciones a directivos destacan la del consejero delegado del grupo, José Luis Sainz Díaz, que ha ingresado por el bonus 538.285 euros y acumula así 1,29 millones como remuneración total. También ha llamado la atención el bonus de Manuel de Polanco, que ha cobrado 175.356 euros por esta paga variable y deja su sueldo total en 640.000 euros.

La decisión ha despertado animadversión entre el resto de directivos. El primer accionista de la editora, Joseph Oughourlian, ha votado en contra. Por su parte, otros consejeros, entre los que están los independientes Elena Pisonero, Blanca Hernández, Alfonso Ruiz de Assin y Dominique d'Hinnin se han abstenido. Cebrián abre así otro frente pese a encontrarse en una posición reducida. Tanto Telefónica como el Santander, Caixabank y HSBC que salvaron el grupo de la quiebra, tienen la sartén por el mango al poseer más de la mitad de la compañía.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad