Francisco Reynés, presidente de Cellnex, dejará la compañía este jueves. El consejero delegado, Tobías Martínez, se perfila para sustituirle. EFE

Cellnex busca presidente para tres meses

stop

Francisco Reynés dejará la presidencia de Cellnex este jueves y Tobías Martínez se perfila como su sustituto, aunque la decisión última depende del consejo

Xavier Alegret

Economía Digital

Francisco Reynés, presidente de Cellnex, dejará la compañía este jueves. El consejero delegado, Tobías Martínez, se perfila para sustituirle. EFE

Barcelona, 14 de febrero de 2018 (04:55 CET)

Francisco Reynés es, desde hace una semana, presidente de dos IBEX: Gas Natural y Cellnex. Esta coincidencia tiene los días contados. El ex consejero delegado de Abertis quiere dar carpetazo a esta situación anómala y previsiblemente dejará la cúpula de Cellnex en el consejo de administración de este mismo jueves. Tobías Martínez, consejero delegado de la compañía de torres de telecomunicaciones, se perfila como nuevo presidente, pero la decisión definitiva no está tomada y dependerá del consejo.

Reynés no quiere que se alargue esta interinidad, según apuntaron fuentes cercanas al directivo a Economía Digital. No es algo habitual presidir dos cotizadas, y menos aún si no hay una relación accionarial directa entre ellas. Reynés preside Cellnex porque era consejero delegado de Abertis, su primer accionista. Pero al dar el salto a la presidencia de Gas Natural, para sustituir a Isidro Fainé, no tiene sentido su presencia en la compañía de torres de telecomunicaciones, pues Gas Natural no forma parte de su accionariado.

Además, la presidencia de la energética le absorbe todo el tiempo a Reynés, que no puede dedicarse a otras empresas. El reto que tiene ante sí es muy importante: rentabilizar la compañía y convertirla en un player importante en el futuro escenario energético europeo, con menos y mayores compañías. A corto plazo, tiene que dibujar ese futuro en el plan estratégico que presentará en primavera a la junta de accionistas.

El propio Reynés, la semana pasada, ya dio a entender que su presencia en la cúpula de Cellnex tenía los días contados. “El consejo de Cellnex deberá tomar la decisión que considere oportuna, y lo hará la semana que viene”, dijo, aunque no dio por hecho que su cambio fuera inmediato. Las fuentes consultadas apuntan a que sí será este jueves, porque es el deseo de Reynés, pero añaden que dependerá de que haya consenso respecto a su sustituto. La compañía no hace comentarios ya que es una decisión que debe tomar el consejo.

Francisco Reynés quiere dejar ya Cellnex para centrarse en Gas Natural, y lo hará este jueves

La elección del nuevo presidente de Cellnex es compleja, si bien quien tiene más números es Tobías Martínez. Es compleja porque la situación de la compañía también lo es: depende de una opa que se va dilatando, se ha politizado y, encima, no es sobre la propia empresa, sino sobre la que tiene su control, Abertis. Por tanto, se da por descontado que el presidente que se nombre este jueves será provisional, pero podría incluso no ser así.

Abertis tiene encima dos opas: una de Atlantia, ya aprobada por la CNMV, y otra de Hochtief (ACS), a punto de recibir el ok del regulador. Cuando se apruebe, probablemente esta misma semana, empezará una guerra de opas que durará, al menos, un mes, aunque puede demorarse en función de los movimientos de los dos postulantes –pueden mejorar precio e ir a sobre cerrado– y de los tejemanejes políticos –el Ministerio de Agenda Digital mantiene el veto por la participación de Abertis en Hispasat–.

Cuando culmine la opa, en función de quién triunfe, el futuro de Cellnex y de su cúpula puede ser muy distinto. Si gana ACS es el más claro, pues contempla la venta del 34% que tiene Abertis en la compañía. En este caso, el cambio de directivos y consejeros sería casi automático. Hay más dudas si vence Atlantia: está claro que venderá al menos el 4% para no tener que opar a Cellnex, pero es muy posible que mantenga la mayoría. ¿Qué haría entonces? Podría dar continuidad a los directivos que están haciendo crecer la empresa… o no. Incluso podría pasar, aunque no es probable, que no triunfe ninguna de las dos opas y Abertis –y Cellnex– se queden como están.

Tobías Martínez, solución de continuidad en Cellnex

Con un escenario tan abierto, se busca una solución de continuidad. Y esta apunta a Tobías Martínez, consejero delegado de la compañía desde su nacimiento. Sería una manera de premiar su gestión. Así, la empresa imitaría la fórmula elegida por Gas Natural para la presidencia de Reynés: presidente ejecutivo con todo el poder, sin consejero delegado. Martínez asumiría, pues, las tareas de presidente y consejero delegado.

Puede haber otras opciones, pero hoy por hoy serían una sorpresa. La posibilidad de que José Aljaro, sustituto de Reynés como primer ejecutivo de Abertis, y que está en el consejo de Cellnex, ocupe el sillón de presidente, es poco probable. También lo es que el elegido sea el presidente de Abertis, Salvador Alemany, o el vicepresidente de Cellnex, que es el independiente Bertrand Boudewijn Kan.

También están en el consejo de la compañía representando a Abertis Lluís Deulofeu y Josep María Coronas, aunque no aparecen en las quinielas. El resto de miembros del consejo de administración son independientes, que son mayoría respecto a los dominicales. La opción de que sea un recién llegado al consejo no es descartable, si bien en este caso tendría que ser ratificado por la junta de accionistas.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad