Cellnex hace números para ir a por Altice

stop

Cellnex se interesa por las torres de Altice en Francia y Portugal y estudia la manera de financiarlas, si bien el proceso todavía está en una fase muy inicial

Barcelona, 18 de diciembre de 2017 (04:55 CET)

Cellnex busca una gran compra y el mercado empieza a generar oportunidades. La compañía de torres de telecomunicaciones controlada por Abertis no ha parado de crecer desde su nacimiento, pero se le resiste una operación de gran envergadura con la que convertirse en dominante en Europa y alejar el fantasma de American Towers, su gran competidor, que ya se ha postulado para comprar Cellnex si la futura Abertis post opa decide vender su 34%.

Francisco Reynés y Tobías Martínez tienen dos frentes a punto de abrirse. Uno, una nueva venta de Inwit, que ya intentaron comprar en 2016, como ya adelantó Economía Digital. El segundo frente que el presidente y el consejero delegado de Cellnex miran con sumo interés es la venta de todas o una parte de las torres de Altice.

Esta compañía con sede en Amsterdam cuenta con unas 30.000 torres en Francia, mercado en el que Cellnex ya está muy presente, y Portugal, donde la compañía española todavía no tiene presencia, si bien no las vendería todas, al menos no de golpe. El proceso todavía no se ha iniciado pero es una de las grandes operaciones que se esperan para 2018 en Europa, y Cellnex no quiere dejar pasar la oportunidad.

Altice planea vender sus 30.000 torres en Francia y Portugal, una gran oportunidad para Cellnex

Altice se puso en el aparador a mediados de noviembre en un meeting del sector organizado por Morgan Stanley en Barcelona. Quiere vender al menos una parte de sus torres, una operación valorada por el mercado en unos 4.600 millones de euros. Este anuncio, además en casa de Cellnex, levantó el interés inmediato de la compañía española, así como el de fondos y de su gran rival, American Towers.

La pasada semana, Cellnex reconoció el interés en un roadshow con analistas que tuvo lugar el jueves en Madrid. Pese a que el proceso está verde porque todavía no se ha iniciado la venta, dijo a analistas e inversores que la operación es interesante, siempre que cumpla con ciertos criterios financieros.

¿Cuáles son dichos criterios? Principalmente que no suponga disparar su deuda, que ya supera cinco veces su ebitda. Podrían llegar a 6,5 veces, una ratio alta, si bien las compañías en crecimiento inorgánico suelen endeudarse de forma importante porque a medida que incorporan lo comprado a su balance, crece el ebitda y su apalancamiento relativo baja.

Cellnex estudia endeudarse más y ampliar capital

Según cálculos de los analistas del Sabadell, tendría una capacidad de endeudamiento de 2.500 millones más, lo que no le daría para comprar Altice, según las estimaciones del valor de sus torres. Para completar la financiación de la compra podría ampliar capital. La compañía no lo descarta si es para acometer una gran operación, como es el caso.

Las estimaciones pasan por una necesidad de ampliar capital en 2.100 millones para ir a por Altice, lo que diluiría el capital de Cellnex enormemente –los 2.100 millones suponen más del 40% de la capitalización de la compañía–. Por ello, también estudia opciones alternativas… o complementarias. Es decir, hacer una ampliación menor y buscar otras vías.

Cellnex ya ha explorado dichas vías con la compra de torres en Francia o en Suiza. La vía elegida en Francia es escalonar las compras, de manera que los pagos se hacen a medida que se van ejecutando las compras. La vía suiza, que también utilizó para pujar por Inwit en 2016, es ir con un socio financiero. Todas las opciones están sobre la mesa… para cuando Altice dé el pistoletazo de salida a la venta de sus torres.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad