Cellnex saca músculo financiero

stop

La compañía de infraestructuras de telecomunicaciones mejoró resultados en 2016 gracias a las compras y tiene 1.800 millones para invertir en su crecimiento

Xavier Alegret

Tobías Martínez (der.), consejero delegado de Cellnex, durante la presentación de resultados de 2016 de la compañía. / Cellnex
Tobías Martínez (der.), consejero delegado de Cellnex, durante la presentación de resultados de 2016 de la compañía. / Cellnex

Barcelona, 18 de febrero de 2017 (05:00 CET)

Cellnex es una empresa joven pero ambiciosa. La compañía de infraestructuras de telecomunicaciones controlada por Abertis y el grupo Caixa ha cerrado 2016, año marcado por el crecimiento en el exterior, con una mejora de sus números. Ganó 40 millones, un 16,6% menos por un cambio contable en Italia, su segundo mercado, aunque en términos comparables, el resultado creció un 38%. Los ingresos subieron un 15%, hasta los 707 millones, y el Ebitda, un 23%, hasta 290 millones.  

Los mercados valoraron positivamente estas cifras. En una jornada en rojo en el IBEX, Cellnex se apuntó un incremento del 2,1%. No era de extrañar, ya que mejoraron las previsiones de los analistas, que esperaban un crecimiento del negocio de la compañía de torres de telecomunicaciones, pero algo inferior.    

CELLNEX RECOGE LOS FRUTOS de lo plantado en materia de expansión. Tobías Martínez, consejero delegado de Cellnex, explicó que en 2016 hizo cuatro operaciones de compra, por valor de 670 millones, gracias a las cuales la compañía pasó de estar en dos mercados –España e Italia– a cinco. Tres nuevos mercados –Francia, Holanda y el Reino Unido– con los que sumaron 3.033 nuevos emplazamientos, pero ganaron también 925 con crecimiento orgánico. En total, cerraron el año con 24.700 torres.    

EL MÚSCULO FINANCIERO de Cellnex no sólo no se ha resentido de estas operaciones, sino que crece. La compañía tiene 1.800 millones de euros para seguir con las compras a corto plazo. Parte irá a la compra de 3.000 torres en Francia, cerrada ya este año, pero el resto está en un cajón a la espera de las oportunidades. "Vamos a continuar. Seguiremos lo que ocurre en Europa, atentos a los procesos abiertos, pero también continuaremos siendo proactivos".    

ADELANTARSE A LA SUBIDA DE TIPOS ha sido la clave para conseguir dicha capacidad de inversión. La compañía tiene un endeudamiento alto. Tras varias preguntas, Martínez lo admitió: "Cuando construyes un proyecto europeo, necesitas tirar de deuda". Pero tiene una explicación: ha aprovechado los tipos a cero para "adelantarse" a su previsible subida y apalancarse a largo plazo, con previsión de utilizar esta capacidad para ir de compras. Su deuda neta es de 1.500 millones, 4,6 veces el Ebitda, con un vencimiento medio de siete años.    

CON 1.800 MILLONES y un mercado en consolidación, ¡que tiemble Europa! Seguir ampliando "el perímetro", la mancha de aceite de Cellnex por el continente, es un objetivo prioritario. La oportunidad que parece más cercana en el tiempo es la venta de las torres de la suiza Sunrise. Martínez ha admitido que están evaluando la operación, pero no han tomado una decisión. En cualquier caso, ha dejado claro que Cellnex estará en todos estos procesos, cada vez más frecuentes, de desconsolidación de las infraestructuras por parte de los operadores de telefonía.    

CONSOLIDACIÓN. La segunda pata del crecimiento potencial de la compañía presidida por Francisco Reynés es la consolidación de los mercados en los que entró el año pasado. Martínez avisó: "Nunca entramos en un país sin identificar posibles proyectos futuros. Por tanto, en los cinco países en los que estamos, queremos crecer". Pero no a cualquier precio. "Somos selectivos, también decimos que no a proyectos. O porque no controlamos el proceso, como pasó con Inwit en Italia, o porque voluntariamente decidimos que no queremos ir más allá".    

ATENCIÓN ESPECIAL a Francia, Holanda y el Reino Unido, mercados en los que Cellnex todavía no tiene un gran volumen. Sobre todo en los dos últimos, ya que en Francia acaban de cerrar una operación. Respecto al británico, el Brexit no les asusta: "Es un mercado atractivo con Brexit o sin Brexit. En nuestro sector no prevemos un gran impacto, y es la segunda economía de Europa. Sí que nos interesa lo qué pasará, pero no estamos frenando nada". Si hay una oportunidad, la aprovecharán.    

AÑO A DOBLE DÍGITO. Con las operaciones que puedan llevar a cabo, y crecimiento orgánico, Cellnex prevé continuar con un incremento de sus principales magnitudes de dos dígitos, tanto del Ebitda como del dividendo. La competencia no importa, "es buena", aseguró el consejero delegado de la compañía sobre American Towers, líder mundial: "Que estén en Europa es bueno, porque significa que vamos por el buen camino".
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad