CIE Automotive paga casi 11 millones de euros por la francesa ACS

stop

El precio final de la operación dependerá de la evolución del beneficio bruto del grupo de componentes de la automoción

24 de enero de 2014 (12:12 CET)

CIE Automotive ha reforzado este viernes su presencia en el mercado de los componentes de la automoción con la toma de control de la sociedad francesa Advanced Confort Systems (ACS). La compañía vasca ha pagado 10,7 millones de euros por el capital del grupo galo que estaba en manos del fondo holandés VEP Fund I Holding Coöperatief (VEP), según ha anunciado a la Comisión Nacional del Mercado de Valores. Hasta la fecha, ambas sociedades eran socios y se repartían una participación del 50% en la empresa RS Automotive, con sede social en los Países Bajos. Esta colaboración se remonta a 2009.

A finales de febrero, cuando se complete la adquisición, RS será una filial más del grupo vasco. Los inversores cobrarán más por la venta de su participación, aunque el precio final dependerá de la actividad en los próximos meses. El contrato contempla una cantidad adicional para VEP vinculada a la evolución del beneficio bruto que obtenga.

Internacionalización

La toma de control de la firma francesa permitirá a CIE desarrollar sus productos en todo el mundo. Ha anunciado sinergias entre las factorías propias con los centros que ACS tiene en España, Francia, Rumania, China y México.

El grupo español gana presencia en el mercado de componentes ligados al confort de los pasajeros, una de las áreas que considera que tiene más potencial de crecimiento en el segmento de los componentes de la automoción.

ACS tiene una plantilla de 442 trabajadores que se integrarán en RS Automotive. El pasado ejercicio facturó 67 millones de euros y logró un beneficio antes de impuestos (Ebitda) de cuatro millones. Entre sus principales clientes figuran las multinacionales Nissan, PSA, Renault, General Motors y Opel.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad