Mar Raventós y Javier Pagès, presidenta y consejero delegado del grupo Codorníu Raventós. EFE

Codorníu también plantea el cambio de sede en caso de DUI

stop

La segunda cavista más grande de Cataluña justifica por “responsabilidad empresarial” una posible mudanza

Barcelona, 06 de octubre de 2017 (13:51 CET)

Primero fue Freixenet. Ahora es Codorníu. La segunda mayor cavista de Cataluña estudia sumarse a la fuga de empresas y ya plantea “un cambio de sede social” en caso de producirse una declaración unilateral de independencia. Sería una cuestión de “responsabilidad empresarial”, señala un portavoz a Economía Digital.

La compañía lamenta que ante “la situación de crisis política que vive España” y la “presión” a la que se ve sometida como empresa catalana, es de responsabilidad “poner sobre la mesa el riesgo económico global que existe ante el escenario actual”.

“La crisis afecta indirectamente a todos los empleados, clientes, proveedores y colaboradores que trabajan con nosotros repartidos por toda España”, señala. Y denuncia: “es inconcebible que empresas catalanas con ánimo de generar empleo y riqueza en todo el país tengamos que pagar las consecuencias de esta situación.

Por ello, Codorníu se desmarca de cualquier vinculación con el independentismo. Propiedad de la familia Raventós, parte de la saga es también dueña de la empresa de servicios postales Unipost, que participó en la participación del referéndum del 1-O.

La salida se une a la marcha de Freixenet, el mayor vendedor de cava. Su presidente, José Luis Bonet, avanzó que propondrá la fuga en el consejo. “No depende de mí, depende del consejo, pero desde luego yo lo propondré”, señaló en una entrevista a RNE.

El cava es un producto muy sensible a los movimientos políticos, ya que al identificarse tanto con Cataluña, ha sufrido varios boicots en el resto de España, como hace más de una década por unas declaraciones de Josep-Lluís Carod-Rovira, entonces vicepresidente de la Generalitat. Es por ello que sus responsables tienen miedo a que esta situación, de la que no se recuperaron al 100%, vuelva a producirse.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad