Colonial busca refinanciar los 2.000 millones de deuda y deshacerse de su ‘banco malo’

stop

MERCADO PATRIMONIAL

El presidente de Colonial, Juan José Brugera

12 de febrero de 2013 (12:37 CET)

La compañía Colonial, dedicada al mercado patrimonial, tiene la intención de renegociar su deuda de aproximadamente 2.000 millones de euros con los cuatro principales acreedores. Además, la empresa quiere deshacerse de Asentia, su banco malo. En él ha acumulado todos sus activos tóxicos que no son oficinas y que lastra los resultados de la sociedad inmobiliaria.

Estos dos objetivos son los principales deberes de Colonial para 2013. Los principales acreedores de la compañía son Royal Bank of Scotland (20%), Eurohypo (20%), Crédit Agricole (20%) y los fondos Orion y Colony, con el 15% cada una, que conforman Coral Partners. Para hacerlo, antes tiene que plantear el proceso de renegociación de la deuda a su consejo.

Efecto en los resultados

El vencimiento de la cantidad que debe está previsto para finales de 2014, pero la voluntad de la compañía es la de sentarse antes de esta fecha límite para que emerjan los resultados positivos. Los de 2012 se han visto afectados por la carga de Asentia y por la caída del valor inmobiliario de las oficinas, su principal mercado.

A la deuda de la matriz hay que sumarle la de su filial Société Foncière Lyonnaise (SFL) que asciende a 1.000 millones. Pero fuentes de la empresa indican que tiene activos por 3.000 millones y que no carga con una deuda bancaria, ya que ésta procede de dos emisiones de bonos colocados al 3%.

Evolución del mercado

Fuentes de la empresa también apuntan al previsible repunte de precios en el mercado patrimonial en zonas prime. Ahora, el precio se sitúa en torno a los 220 euros por metro cuadrado, es decir, al mismo nivel que en 1985. Pero en dos años prevé una revalorización de los activos.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad