Damm ha conseguido reducir su huella hídrica

Cómo reducir el uso de agua en la fabricación de cerveza: el caso Damm

stop

Estas son las medidas sostenibles de la compañía que han logrado disminuir en un 37% su huella hídrica en la última década

Barcelona, 25 de marzo de 2019 (14:02 CET)

La escasez de agua dulce es uno de los grandes problemas a los que se enfrenta la sociedad. De hecho, garantizar su accesibilidad a la población se ha convertido en una prioridad para las Naciones Unidas, que incluso han promovido un listado de objetivos de desarrollo sostenible para este recurso.

Teniendo en cuenta que el 95% de la composición de la cerveza es agua, la industria cervecera se enfrenta a un reto: optimizar este recurso para facilitar un consumo eficiente y sostenible del agua.

Por su parte, el 95% de la huella hídrica de la producción de cerveza proviene del gasto de agua en los campos de cebadas. Para reducir ese impacto, Damm ha lanzado iniciativas para optimizar los consumos desde las fincas de regadío, manteniendo la máxima producción y calidad mientras se minimiza el consumo de agua.

El caso Damm

Con motivo del Día Mundial del Agua, Damm ha reafirmado su compromiso con el medio ambiente: la compañía cervecera ha conseguido reducir su huella hídrica, el indicador del uso de agua dulce en todos sus procesos de elaboración, en un 37% en la última década en sus plantas de producción.

Así, la compañía ha iniciado un ambicioso proyecto para impulsar acciones de mejora que permitirán controlar y reducir el gasto de agua durante el proceso de fabricación de sus productos. Entre las medidas implantadas por Damm destaca la instalación de contadores de agua y de un sistema informático de gestión para conocer el gasto de agua por unidad producida.      

La empresa promueve la participación en programas de recuperación y reutilización de agua y forma a sus agricultores para ayudarles a reducir el consumo de agua en sus cultivos.

El director de optimización de energía y medio ambiente de Damm, Juan López Abadía, ha rendido homenaje al agua: “al fin y al cabo es una materia prima esencial para la producción de cerveza puesto que está presente en el proceso productivo de principio a fin”.

Tras el programa piloto para calcular la huella hídrica en la fábrica de Murcia de la mano del Centro Tecnológico del Agua (CTAQUA), Abadía ha anunciado que la compañía está replicando el proyecto en el resto de plantas de Damm.

Asimismo, el ejecutivo ha detallado los proyectos de investigación que está llevando a cabo la compañía paralelamente para reducir el ratio de consumo de agua por hectolitro de producto en el proceso de elaboración de cerveza.

Hemeroteca

Estrella Damm
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad