¿Cómo salen de caza los headhunter 2.0?

stop

Los altos ejecutivos sin empleo o que quieren encontrar un nuevo trabajo tienen sus propios y exclusivos canales

Reunión de altos ejecutivos I EFE

11 de octubre de 2014 (18:29 CET)

Los directivos que se quedan sin empleo encuentran más dificultades para encontrar un puesto de trabajo. Entre otras cosas, porque las plazas vacantes que se ajusten a su perfil profesional y económico no abundan en el mercado laboral.

Algunos cuentan con programas de recolocación ofrecidos por la propia compañía o multinacional que ha prescindido de sus servicios. Otros, acuden o son llamados por los headhunter (cazatalentos) para volver a entrar en el mercado o bien, para encontrar un nuevo puesto acorde a sus aspiraciones. Pero, ¿cómo se ponen en contacto los cazadores con los profesionales más cualificados a través de los nuevos canales?

LinkedIn o Experteer

Las redes se han convertido en una plataforma ideal para encontrar este tipo de perfiles. Una red profesional de uso extendido y reconocido es LinkedIn. Pero no es la única. También existen plataformas, al estilo Infojobs, pero más exclusivas y selectivas.

Es el caso de la alemana Experteer, una plataforma de pago fundada en 2006, que ofrece un servicio de identificación, búsqueda y clasificación de ofertas de trabajo que en el caso de España, no sean inferiores a los 45.000 euros brutos anuales. Además, los contratos tienen que firmarse por un mínimo de dos años, como explican fuentes de la compañía. Un portal especializado para altos ejecutivos que, a cambio de encontrar vacantes de alto standing, los ejecutivos y las empresas tienen que costear un peaje.

Sólo ofertas a la altura de altos ejecutivos

Los candidatos no pagan por registrarse para tener acceso a la red de headhunter. Introducen su currículum vitae, pero también sus aspiraciones y en qué departamento o puesto les gustaría verse el día de mañana. Pero sólo acceden, de forma aleatoria, a un 20% de las 2.000 ofertas destinadas a altos ejecutivos en España. Al resto sólo se llega si se paga una cuenta premium, cuyo mínimo son casi 60 euros para poder establecer contactos ilimitados durante tres meses.

Pero cuando un caza talento se interesa por un perfil, Experteer considera que aporta un valor por el que debe ser remunerado. Es decir, se paga un mínimo por hacerse cuenta premium para contactar con la empresa o consultora. En otras ocasiones, si es la compañía la que tiene esta cuenta premium, asume el coste del contacto. “Es un servicio bidireccional. No es como un portal generalista. Solo se reciben ofertas que están a la altura”, explican los mismos interlocutores.

Ser lo más exclusivos posibles

Pero hay usuarios que lamentan la falta de información. Un contacto explica a Economía Digital que en ningún momento supo que para contestar a algunas solicitudes de contacto se tuviera que pagar. "Cuando no tienes una cuenta premium y te llega la solicitud de contacto de un headhunter, ni siquiera sabes para qué tipo de trabajo es o dónde se oferta el empleo", puntualiza.

La compañía precisa que la esencia de Experteer es ser lo más exclusivos posibles. “Si cada uno se registrara y aplicara a todo, se dañaría el posicionamiento. Para eso, las empresas ya lo encuentran en Infojobs”, argumentan. Además, por cada cumpleaños regalan tres días en los que el ejecutivo tiene acceso a las ofertas más codiciadas del país.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad