Conde y Guardiola 'cruzan el charco' por la boda de Patricia Mas

stop

La hija del presidente de la Generalitat se casa, fuera de Catalunya, con el abogado Rubén Torrico

29 de junio de 2013 (20:24 CET)

El cazatalentos Luis Conde, copropietario de Seeliger & Conde, Jaume Guardiola, consejero delegado de Banc Sabadell, Sixte Cambra, presidente del Puerto de Barcelona, y otros representantes de la Barcelona que manda –que dio calabazas al Concert per la Llibertat— han cruzado el charco para asistir a la boda de la hija del presidente de la Generalitat.

Patricia Mas se ha casado este sábado por la tarde con el abogado Rubén Torrico. La pareja ha querido que la boda sea en Fornells (Menorca), el pueblo donde la familia de Artur Mas (CiU) y Helena Rakosnik disfruta de unos días de descanso cada verano.

La elección se debe tanto al arraigo de los Mas en la población como a la voluntad de los novios de celebrar un enlace discreto y en la intimidad familiar, con la sencillez que caracteriza esta población, de unos 600 habitantes y que forma parte del municipio de Es Mercadal.

Lista de invitados


Patricia y Rubén han elaborado la lista de invitados, informa Europa Press. Además de a familiares, los novios han invitado a amigos cercanos. Mas no ha sugerido a nadie por sus compromisos institucionales.

Del mundo político sólo han asistido Xavier Trias (CDC), alcalde de Barcelona, que veranea en Menorca desde hace años, y Núria de Gispert (UDC), presidenta del Parlament de Catalunya, en este caso invitada por el novio, amigo de la familia de la presidenta. También viajó hasta la isla Jordi Vilajoana (CDC), secretario general de Presidencia y amigo personal de Mas y su familia.

¿Cómo se conocieron?


La pareja, que se conoció hace cinco años en Gran Bretaña donde estudiaron inglés, organizó una fiesta de bienvenida el viernes al atardecer con los 200 invitados, que ya estaban en Menorca. Disfrutaron de un aperitivo de bienvenida.

Desde hace 48 años, todos los veranos, Mas pasa unos días con la familia en esta población del norte de la isla, primero con sus padres y hermanos. Luego también con su mujer y tres hijos, Patricia, Albert y Artur. Los Mas se alojan, como todos los veranos, en S'Algaret, un hostal situado en la plaza del pueblo.

La ceremonia


La ceremonia se celebró durante la tarde-noche de este sábado en la pequeña iglesia parroquial de Fornells, dedicada a Sant Antoni Abad. Ofició la misa el escolapio Enric Canet, que suele celebrar las ceremonias de la familia Mas. Ha impartido el curso prematrimonial a los novios. Durante la boda tuvo la ayuda del rector de Fornells, Joan Tutzó.

La novia, que entró en la iglesia del brazo de Artur Mas, llevaba un vestido diseñado y confeccionado con telas de gratacós por una diseñadora amiga, Marta Martí, del estudio que lleva su nombre, y calzado de Cristina Castañer.

Líneas sencillas para la novia

Ha trascendido que Patricia lució líneas sencillas, de inspiración menorquina, muy del gusto de la novia, de 29 años. El novio, siguiendo la tradición catalana, se casó con traje y no de chaqué. En su caso, un trabajo de la sastrería manresana Senyor.

El convite tuvo lugar en el restaurante Las Salinas, al otro lado de la bahía de Fornells, aunque lo elaboró el restaurante La Langosta. Después de los aperitivos se sirvió una caldereta típica menorquina, acompañada por vinos y cavas catalanes.

Fin de fiesta

La fiesta posterior se trasladó a la bahía de Fornells. Está previsto que la pareja se reincorpore a sus puestos de trabajo la próxima semana, ya que han decidido dejar para más adelante el viaje de novios.

La Generalitat de Catalunya desconoce el presupuesto de la boda, al menos oficialmente. Los portavoces del presidente catalán han remarcado que se trata de un acto privado y que por, lo tanto, no informarán del mismo.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad