Un candado asegura material de hostelería, sector en pie de guerra ante la ambigüedad del gobierno en su plan de desescalada contra el coronavirus / EFE

Los hoteleros acusan al Gobierno de destruir su sector

stop

La patronal CEHAT advierte que es "prácticamente imposible" reabrir negocios sin "destrucción de tejido" y critican la desinformación que sufren

Sergi Ill

Un candado asegura material de hostelería, sector en pie de guerra ante la ambigüedad del gobierno en su plan de desescalada contra el coronavirus / EFE

Barcelona, 29 de abril de 2020 (18:18 CET)

La patronal española de la hostelería se planta contra el caos informativo del Gobierno. La Confederación Española de Hoteles y Alojamientos Turísticos (CEHAT) considera que el plan de desescalada para terminar con el confinamiento hará "prácticamente imposible" la reapertura del negocio sin destruir el tejido empresarial. 

CEHAT se muestra "decepcionada" con el plan del Ejecutivo, que tilda de "brindis al sol" porque no recoge un protocolo único, la ampliación del plazo de los expedientes temporales de regulación de empleo (ERTE), la realización de test masivos ni medidas financieras de apoyo al sector.

El presidente de la confederación, Jorge Marichal, ha lanzado una advertencia muy contundente: "Con este cuadro es prácticamente imposible que reabramos los negocios sin destrucción del tejido empresarial". CEHAT ha organizado este miércoles un pleno extraordinario, donde empresarios muestran su inquietud ante la "nueva normalidad" ante la falta de respuestas a un sector que aporta el 14% del PIB español y más de 120.000 millones de euros anuales.

La patronal pide un protocolo único en toda España y que se valide en Europa para ampliar a seis meses el periodo de vigencia de los ERTE por fuerza mayor tras la derogación del estado de alarma. También quieren que se organicen test masivos a plantillas, clientes y proveedores, y medidas de apoyo financiero desde el Estado. 

Marichal lamenta que sin este tipo de medidas "es prácticamente imposible reabrir los negocios sin ir directamente desde los ERTE por fuerza mayor a los ERE o a los concursos de acreedores". La restricción a la movilidad por provincias tampoco contribuye a esa "nueva normalidad", porque si no hay libre circulación no podrán abrir. 

Bares y restaurantes, en pie de guerra

Las críticas también arrecian desde la restauración, de los primeros sectores hosteleros en salir al paso tras el anuncio del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, sobre el final del confinamiento por el coronavirus. La patronal Hostelería de España ha explicado que el plan de reapertura de bares y restaurantes, al 30% de su capacidad para mantener la distancia y evitar nuevos contagios, "no da ni para pagar la luz en algunos casos".

El presidente de la patronal, José Luis Yzuel, ha dicho que el plan de fin de confinamiento es una "tomadura de pelo" y ha afirmado que "por dignidad" la hostelería no debería abrir en las próximas semanas si no se aclaran algunos aspectos clave para el funcionamiento sostenible y seguro de los establecimientos. 

En una primera valoración de las fases de la desescalada para la vuelta a la "nueva normalidad", y a espera de la publicación oficial en real decreto sobre las mismas, Hostelería de España calificó las medidas de "precipitadas, con falta de consenso del sector y con muchas incógnitas todavía por despejar".


Si le ha interesado esta información, únase a nuestro canal de Telegram para recibir toda las novedades nacionales e internacionales que publicamos sobre el coronavirus: https://t.me/economiadigital_es

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad