Créditos blandos sólo para los aplicados: así reparte el dinero la incubadora de Juan Roig

stop

El proyecto Lanzadera, con el que el dueño de Mercadona apoya a las start-up españolas, garantiza financiación sin avales e intereses con la condición de que los emprendedores superen objetivos

Juan Carlos Fernández, socio de Acuérdalo.com y participante en Lanzadera.

Madrid , 18 de noviembre de 2015 (23:00 CET)

Lanzadera, el proyecto de Juan Roig para arropar y promocionar a los emprendedores españoles, tiene una regla inquebrantable para repartir la financiación: hay que superar etapas y lograr objetivos para tener acceso al crédito sin avales y sin intereses.

Se trata de una especie de banco para start-ups que sólo inyecta recursos en función del buen desempeño. A diferencia de la banca tradicional, no se aporta todo el dinero que necesita un negocio al inicio. Se van aportando recursos en la medida en que la empresa progresa. Es el modelo elegido por el dueño de Mercadona, la segunda fortuna de España.

Lanzadera exige a las empresas que se acogen cada año a su programa el crecimiento de facturación y la constante disminución del coste para la captación del cliente. Cada empresa de las 32 que iniciaron el proceso puede optar hasta a 200.000 euros sin avales ni intereses.

Pero no todas lo logran. Desde el primer momento, hay compañías que se quedan por el camino.

Espacios compartidos

Uno de los afortunados de la edición en curso ha sido el joven empresario Juan Carlos Fernández, socio de Acuerdalo.com, una web en la que los compradores y no los vendedores son los que fijan el precio. "Una de las cosas que más valoro es el coworking porque sabes los contactos con inversores o proveedores que tienen el resto de participantes y podemos crear una red de apoyo mutuo que nos hace más fuertes y competitivos a todos", explica Fernández.

Hasta ahora, el camino andado con Lanzadera le ha dado beneficios. Ha triplicado los resultados desde junio. Fernández entró junto con otras 31 empresas en esta especie de universidad para quienes intentan sacar un negocio adelante.

Comparten espacio con otras empresas no tecnológicas y que normalmente tienen dificultades para financiarse con fondos destinados a start-ups. Lanzadera también trabaja con BeGreen, una cadena de restaurantes de comida sana, y Laneu, una cadena de heladerías artesanales de Alicante.

Gestoría gratuita

Allí, todos los emprendedores disfrutan de unos espacios que sirvieron para la celebración de la Copa América en Valencia (Marina Real) y que fueron adaptados a ambientes de incubadoras de negocios.

También reciben clases con grandes mentores y expertos de áreas concretas. Una de las últimas ha sido Maty Tchey, reconocida por sus conferencias de oratoria. Además, disponen de una gestoría gratuita para que los emprendedores no se ocupen de papeleos ni trámites administrativos. Sólo se tienen que concentrar en cumplir objetivos de facturación, captar clientes y rentabilizar el negocio.

Del resto, se ocupa el equipo de Juan Roig. 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad