El presidente de Aena, José Manuel Vargas. | EFE

Dimite el presidente de Aena

stop

El presidente de Aena José Manuel Vargas renuncia por 'razones personales' y lo hará formalmente el 15 de octubre

Barcelona, 26 de septiembre de 2017 (15:25 CET)

El presidente de Aena José Manuel Vargas renuncia a su cargo por razones personales. Vargas dejará su cargo el 15 de octubre, según ha comunicado la gestora de aeropuertos a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

Desde Fomento niegan que su salida tenga relación con el conflicto laboral con la empresa de seguridad Eulen. "Sería injusto relacionar esta decisión con el asunto de El Prat", dijo el  ministro de Fomento, Íñigo De la Serna.

Y es que el hasta ahora presidente de Aena tuvo que afrontar este verano la crisis de las colas en el aeropuerto de Barcelona-El Prat y la amenaza de 25 días de huelga por parte de los sindicatos. Sin embargo, Vargas permaneció en el cargo hasta la firma de un principio de acuerdo con los representantes sindicales en el Grupo Aena.

Vargas fue el artífice de la salida a bolsa de la compañía

Entre la hoja de servicios del director de la gestora de aeropuertos se encuentra la salida bolsa de la gestora aeroportuaria en febrero de 2015 y la reorganización de la compañía público-privada, que arrastraba una enorme deuda.  

Aena ganó 461 millones de euros y facturó 1.861 millones de euros en 2016. Asimismo, los aeropuertos españoles registraron un crecimiento de pasajeros hasta agosto del 8,3%, hasta los 168 millones de viajeros.

Caída en bolsa

Pocos minutos después de haberse conocido la noticia de la dimisión de Vargas, las acciones de Aena caían el 1,29%. Desde el 1 de enero, las acciones de Aena se han revalorizado un 20,3 %.

La compañía cotiza en bolsa desde el 11 de febrero de 2015 y fue admitida en el Ibex-35 el 22 de junio de ese mismo año.

Dos intentos de dimisión

En la comparecencia ante el periodismo, el ministro De la Serna precisó que el titular de Aena le había solicitado su intención de dimitir en dos oportunidades. La primera fue cuando el ministerio de Fomento cambió de manos de Ana Pastor a De la Serna, pero este le pidió que siga hasta que concluya la negociación por las tasas aeroportuarias, lo que es la principal fuente de ingresos del ente.

La segunda fue en junio, pero De la Serna le solicitó que espere unos meses más. En el medio ocurrió la crisis con los empleados de Eulen en El Prat, cuya gestión ha sido criticada tanto desde los sindicatos como desde la mayoría de los partidos políticos.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad