Daimler (Mercedes Benz) es el fabricante de coches europeos más afectado por las amenazas de Trump. EFE

Trump sabotea a Mercedes (y todo coche europeo) en bolsa

stop

Todas las grandes bolsas suben, pero los fabricantes de coches caen después de que Trump avisara de nuevos aranceles en la cumbre del G-7

Barcelona, 11 de junio de 2018 (13:31 CET)

Tras cada tuit y aparición pública de Donald Trump, los fabricantes europeos de coches se echan a temblar. Si a finales de mayo ya golpeó la cotización de las grandes compañías al amenazar con imponer aranceles del 25% a las importaciones, las nuevas críticas a la presencia de automóviles extranjeros en las calles estadounidenses volvió a segar el valor de las empresas en una jornada teñida de verde en las bolsas del Viejo Continente. Daimler (Mercedes) fue el gran señalado.

Peter Navarro, asesor del presidente de Estados Unidos, escribió en The New York Times que el magnate “se ha quejado a menudo, en privado, de ver muchos Mercedes Benz en Nueva York, pero pocos coches estadounidenses en las calles europeas”. Este lunes al mediodía, Daimler caía en los parqués al ritmo del 1,94% hasta los 60,81 euros; un descenso que alcanza el 7,59% en el último mes.

Y mientras el DAX –el índice de referencia alemán– subía al ritmo del 0,46%, el resto de fabricantes germanos se contagiaron de la bajada. BMW descendía el 0,27% hasta los 85,47 euros (-7,09% en el último mes) y Volkswagen Group lo hacía el 0,19% hasta los 160,5 euros (-4,75% en el último mes).

Tampoco se libraron de la caída los fabricantes franceses, a pesar de que el CAC 40 crecía el 0,26%. Renault bajaba el 1,04% hasta los 82,63 euros y el grupo PSA –que engloba a Peugeot, Citroën y Opel– descendía el 0,53% y tocaba los 20,60 euros por acción. En el último mes, la marca del rombo se despeña el 6,18% mientras el conglomerado de firmas se desmarca de la tendencia y sube el 2,59%.

Los analistas preveían las caídas

La caída de las automovilísticas ya se esperaba entre los analistas tras finalizar la cumbre del G-7. Un informe de Link Securities ya advertía de "la tensión en las relaciones comerciales entre las principales economías del mundo, ahora con la vista puesta en la posible imposición por parte de Estados Unidos de aranceles a la industria, sector al que abrió una investigación el mes pasado".

Por este motivo, las empresas asiáticas resistieron mejor la jornada y sólo Hyundai cerró el día en rojo (-1,06%). El resto logró lijeras subidas: Toyota creció el 0,16%, Nissan lo hizo al ritmo del 0,5% y Honda subió el 1,65%. No obstante, las cuatro acumulan caídas del entre el 2% y el 6% en los últimos 30 días.

Las quejas del gabinete de Trump se centran en el impuesto que pagan sus fabricantes para vender en la Unión Europeo, del 10%. En cambio, la tasa aduanera en suelo americano es sólo del 2,5%. "No sorprende que los alemanes nos vendan tres vehículos por cada uno de los que nosotros les exportamos", zanjó Navarro en su artículo. 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad