El 53% del capital de Ficosa está en dos paraísos fiscales

stop

BATALLA FAMILIAR

Xavier Pujol, consejero delegado de Ficosa

19 de diciembre de 2011 (02:00 CET)

La mayor parte del accionariado de la multinacional catalana de la automoción Ficosa está radicado en paraísos fiscales. El 52,95% del capital del grupo se lo reparten entre San Enterprise of Texas Inc (44,36%) y Ficosa Investment BV (8,57%). El resto está en manos de las sociedades Tarragó Pujol y Cia (44,38%) y un pull de minoritarios (2,67%) entre los que se encuentran las dos familias que crearon la empresa -los Pujol y los Tarragó, primos hermanos- y otros inversores privados. Son todos nombres con alguna vinculación anterior con Ficosa, sobre todo ex directivos como Saturnino Ruiz o Simeón Carbó.

La compañía multinacional posee centros de producción en diferentes países y ha sido presentado en los últimos años como un modelo de desarrollo de un grupo auxiliar de la automoción con sede central en Barcelona y una buena política de internacionalización. Esa aparente catalanidad, que se ha esgrimido en ocasiones para justificar ayudas públicas procedentes de la Generalitat, contrasta con la actitud de una parte de sus accionistas que han domiciliado las sociedades de control de la compañía en territorios que les permiten beneficiarse de una fiscalidad más reducida a la vigente en España.

La mayoría del capital paga sus impuestos fuera del país. La primera sociedad, San Enterprise of Texas, es una compañía instrumental con sede en el estado de Texas (Estados Unidos). Fue creada el 6 de noviembre de 1981 bajo el nombre Barsa-Caribe Inc, aunque pocos días después --el 20 de noviembre de 1981-- cambió su denominación por San Enterprise of Texas. El presidente es John M Spinnato, vicepresidente de la farmacéutica Sanofi-Aventis y marido de Rosa Pujol Artigas. El patriarca de la familia Pujol, Josep Maria Pujol Artigas, es el vicepresidente y secretario de la sociedad.

El 100% del capital de ese grupo instrumental lo controla, a su vez, Cedetex Caribe SA, una sociedad nacida el 12 de noviembre de 1981 y radicada en Panamá. Según ha podido comprobar Economía Digital, al frente del grupo están formalmente John M Spinnato, Rosa Pujol Artigas y Verónica Pujol Artigas.

Hay otra compañía offshore con acciones de Ficosa Inversión SL, el holding de la empresa catalana de componentes de la automoción. Ficosa Investment BV está participada por dos grupos diferentes: Ficosa International SA (19,53%) y Aristo BV (80,47%). Todas tienen la sede en las Antillas Holandesas.

Declaración en los Tribunales

Las dos familias que crearon Ficosa, los Tarragó y los Pujol, están inmersas en una guerra legal por el control de la compañía. Este pasado jueves el consejero delegado de Ficosa, Xavier Pujol, y el director de Recursos Humanos, Luis Cano, comparecieron en el Juzgado de Instrucción número 9 de Barcelona para declarar acusados de incurrir supuestamente en un delito de falsedad documental en el primer juicio laboral de este conflicto.

Presuntamente, alteraron una nómina que presentó su defensa, confiada al bufete Cuatracasas Gonçalves Pereira, en el transcurso de la vista que tuvo lugar en noviembre. El primo de Xavier Pujol, Jorge Tarragó, le reclamaba una indemnización por despido improcedente, un extremo que está valorando el tribunal social.

También el juez llamó a declarar al antiguo jefe de la asesoría jurídica de Ficosa, Antonio Rubies, imputado por falso testimonio al explicar la relación laboral de Jorge Tarragó con Ficosa.

Para defender el caso, esta vez los Pujol han confiado en el letrado Pau Molins, uno de los abogados penalistas más reconocidos en Barcelona. De hecho, fue uno de los primeros letrados en defender a Félix Millet por el expolio del Palau de la Música. En cuanto a los Tarragó, trabajan en esta causa con Miguel Domenez, de Domenech & Sancho & Torras Abogados asociados.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad