El auditor del Barça solicita revisar la contratación de Neymar

stop

Deloitte pone reparos a los informes que avalaron la forma legal y tributaria utilizada en el fichaje. El club ha propiciado reuniones entre los auditores y los abogados recién contratados para coordinar la defensa legal

Sandro Rosell con Neymar el día de su fichaje / EFE

01 de marzo de 2014 (21:33 CET)

Los letrados del área fiscal del bufete Cuatrecasas, el penalista Cristóbal Martell y los auditores de Deloitte están revisando de manera conjunta la contabilidad y la documentación empleada en el fichaje del jugador brasileño del Barça, Neymar Junior. Los encuentros se producen a petición de la firma de auditoría, que mantiene dudas sobre algunos aspectos de la operación, según ha podido saber Economía Digital.

De proseguir con esas dudas, y para evitar que aparezca cualquier salvedad en la auditoría final de la temporada, la que se presenta ante la asamblea general de socios, el club se verá en la obligación de provisionar en sus cuentas los 13,5 millones de euros pagados a Hacienda en forma de declaración complementaria.

Multa adicional


Deloitte puede considerar, además, que el club puede recibir una multa adicional en virtud del proceso judicial que se tramita en la Audiencia Nacional y que lidera el magistrado Pablo Ruz. De hecho, la opinión de la auditora es fundamental para el Barça ahora. Los estatutos del club incluían en su última reforma normas estrictas (artículo 67) sobre la necesidad de que la auditoría refleje sin incertidumbres el estado contable y patrimonial del club.

Pero si el auditor obligará al club a incrementar sus pasivos para aparecer incólume después del escándalo desatado, no está claro que Deloitte acepte que se consigne como activo la recuperación de todo o una parte del dinero.

Mientras, la junta directiva sostiene que se está tributando de forma doble (en España con la declaración complementaria y en Brasil la empresa del padre de Neymar) por un mismo hecho impositivo. El auditor no parece dispuesto a aceptar que contablemente se consigne como posible ingreso la devolución de uno de los tributos satisfechos, según fuentes del sector próximas a Deloitte, que descarta pronunciarse sobre su cliente.

Provisionar el pago a Hacienda

Fuentes de la cúpula del Barça sostienen que la intervención del auditor no perjudica al club. En el área económica consideran que Deloitte solicitará provisionar la cantidad pagada a Hacienda. Otra cosa diferente será lo que decida el socio auditor con respecto a posibles costes adicionales y su reflejo contable.

La última auditoría del Barça elaborada por Deloitte y puesta a disposición de los socios certifica sin salvedades los estados contables de la temporada 2012-2013. Está cerrada a 30 de junio de 2013 y rubricada por Artur Amich, de Deloitte, con fecha 22 de julio de 2013.

Se da la circunstancia de que varios de los diez contratos firmados con Neymar y sus representantes, en concreto tres, fueron suscritos en fecha posterior al cierre del último informe del auditor. El primero es el acuerdo de arrendamiento de servicios profesionales suscrito por Sandro Rosell y Josep Maria Bartomeu con Neymar da Silva Santos (el padre del jugador) como representante de N&N. En virtud del mismo, el padre del jugador cobrará dos millones de euros (a razón de 400.000€ anuales) para solicitar el tanteo de jugadores. La fecha del documento es 30/07/2013.

Firman Rosell y Faus

Sucede lo mismo con el contrato de agencia, que suscribe el padre del jugador mediante la sociedad Neymar Sport e Marketing S/S Ltda, y los directivos Sandro Rosell y Javier Faus. El pacto es para promover contratos de publicidad entre el Barça, empresas brasileñas y el jugador. Por él, el club pagará cuatro millones de euros a razón de 800.000 euros anuales. El documento fue rubricado el 30/07/2013 y el primer pago se efectuó tres días después.

El tercer documento suscrito fuera del plazo reconocido por la auditora es el convenio de colaboración entre la Fundación Barça y el Instituto Projecto Neymar Jr. En virtud del mismo, el club abonará 2,5 millones de euros en los cinco años de vigencia con destino a teóricos proyectos sociales. La rúbrica del documento fue realizada por el director general de la Fundación Barça, Josep Cortada, y por los miembros de la directiva Sandro Rosell, Ramon Pont y Ramon Cierco. Curiosamente, la fecha es de un día después que se cerrara la revisión del auditor, el 1/07/2103.

El resto de documentos que avalan la contratación sí que fueron suscritos dentro del plazo de la última auditoría.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad