El presidente de la Bolsa de Barcelona, Joan Hortalà, cree que el problema catalán "no tiene solución"./ED

El vicepresidente de Òmnium y Joan Hortalà trasladan sus negocios a Madrid

stop

GVC Gaesco, de la familia Vallvé y del presidente de la bolsa de Barcelona, Joan Hortalá (ERC), abandona Cataluña

Economía Digital

El presidente de la Bolsa de Barcelona, Joan Hortalà, cree que el problema catalán "no tiene solución"./ED

Barcelona, 09 de octubre de 2017 (16:10 CET)

La fuga es imparable: desde las grandes cotizadas a las compañías industriales, las empresas abandonan Cataluña por el miedo a la declaración unilateral de independencia (DUI).

Hasta los acólitos del independentismo optan por huir. GVC Gaesco, propiedad de la familia Vallvé, históricamente vinculada a Òmnium Cultural, ultima los trámites para hacer las maletas con dirección Madrid.

La compañía presidida por Maria Àngels Vallvé advirtió a su red de agentes del traslado. La decisión se tomó hace semanas en consejo de administración y solamente restaban los trámites con el Registro Mercantil, que ya se cumplieron. 

La empresa también cuenta con la participación de Joan Hortalá, presidente de la Bolsa de Barcelona y marido de Maria Àngels. 

Además, en la estructura también está presente como consejero Joan Vallvé Ribera, hermano de la máxima ejecutiva y vicepresidente de la asociación Òmnium Cultural, abiertamente independentista. De hecho, a Jordi Cuixart, su líder, se le investiga por un delito de sedición.

Vínculos con ERC y Pujol

La vinculación de los Vallvé con el secesionismo se remonta a los años sesenta, cuando el padre de los Vallvé Ribera se erigió como uno de los fundadores de Òmnium.

Mientras, Hortalá fue miembro de Esquerra Republicana (ERC) en el Ayuntamiento de Barcelona y consejero en la Generalitat. Después fue nombrado consejero de industria y energia por Jordi Pujol hasta que en 1997 acabó como presidente de ERC.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad