El carnicero de Carrefour desafía a Consumo al vender jamón sancionado. En la imagen, jamones de Comapa en el supermercado Ahorramás.

El carnicero de Carrefour desafía a Consumo al vender jamón sancionado

stop

Comapa, mayor distribuidor de ibéricos de España, desafía a las consejerías de consumo al negarse a retirar el jamón Trevedul, multado por irregularidades

David Placer

Economía Digital

El carnicero de Carrefour desafía a Consumo al vender jamón sancionado. En la imagen, jamones de Comapa en el supermercado Ahorramás.

26 de septiembre de 2018 (04:55 CET)

El mayor proveedor cárnico de Carrefour, Comapa, ha decidido desafiar a las consejerías de consumo. El mayor distribuidor de ibéricos de España ha decidido seguir vendiendo el jamón marca Trevedul fue sancionado en 2010 por aprovecharse de una indicación geográfica protegida (jamón de Trevélez). Ahora, afronta nuevas denuncias por parte del consejo regulador del Jamón de Trevélez, grupo de productores artesanales que quieren proteger el buen nombre de la marca. 

Comapa ha sido denunciado por el consejo regulador del Jamón de Trevélez (Granada), protegido bajo parámetros europeos, por la venta masiva de jamones Trevedul, que incita a la confusión, según consideran los productores y protectores de la identidad geográfica protegida.

Comapa ha sido denunciado de nuevo ante la Comunidad de Madrid en 2010 por el uso de la marca Trevedul y fue sancionado con 15.000 euros al considerar que la empresa distribuidora de ibéricos se aprovecha del buen nombre de Jamón de Trevélez.

Los productores de Trevélez explican que las características específicas de la zona donde se salan y secan los jamones (altitud de más de 1.200 metros y temperatura y humedad óptimas) permiten unas condiciones idóneas para lograr un producto de alta calidad y que ha obtenido gran reconocimiento internacional.  

Ahora, sus productores y el consejo regulador han vuelto a denunciar a Comapa ante la Comunidad de Madrid por las mismas causas. Pero el fabricante, investigado por la Guardia Civil por presunto fraude en las etiquetas de ibéricos y que fue afectado por una alerta sanitaria en una de sus marcas de jamones, se niega a dejar de usar Trevedul, una marca que también se vende en los supermercados Consum y Ahorramás.

Comapa desafía a consumo

Comapa ha respondido a la queja de los productores de jamones de Trevélez, enviada el primero de agosto pasado. En su respuesta al consejo regulador, Comapa defiende que no está cometiendo ninguna ilegalidad y que su marca Trevedul no induce a error en relación con los jamones secados en la zona geográfica protegida.

“Resulta obvio que la comercialización de jamones bajo la marca Trevedul no induce a error con respecto a la citada IGP (Indicación Geográfica Protegida), ni confunde al consumidor sobre el origen empresarial del producto ni de ninguna manera trata de ganar prestigio alguno dando a entender que el producto ha sido conseguido siguiendo la reglamentación de producción prevista en dicha IGP”, explica Comapa en la respuesta enviada al consejo regulador de jamón de Trevélez.

El proveedor estrella de Carrefour asegura que no retirará su polémica marca de jamón ya que “no ha sido anulada a la fecha”. Comapa también advierte a los productores que no dudará en ejercer todo tipo de acciones legales para proteger sus intereses comerciales, mermados tras las inspecciones sorpresa de la Guardia Civil este verano en sus instalaciones.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad