El comité de ElPozo pacta desconvocar la huelga indefinida

stop

Los trabajadores refrendarán este jueves el preacuerdo que retira la doble escala salarial y prevé un incremento del 1,6% de la nómina

28 de noviembre de 2013 (13:24 CET)

Los trabajadores de ElPozo Alimentación están a un paso de desconvocar la huelga indefinida el 1 de diciembre. El comité de empresa ha llegado a un preacuerdo este miércoles por la noche que será refrendando por el resto de la plantilla durante este jueves. El viernes podrían firmar la paz laboral.

El pacto alcanzado en la mesa de negociación retira la doble escala salarial que planteaba la dirección entre los antiguos y los nuevos trabajadores. Éste era uno de los puntos conflictivos, pero no era el único.

Conflicto en los tribunales

El pago de las tasas sujetas la sistema Bedaux (remuneración extra en base a la eficiencia laboral) estaban pendiente de resolución judicial. La compañía invirtió en tecnología y consideraba que los trabajadores debían demostrar un mayor esfuerzo si querían cobrar este plus salarial. La decisión la llevaron ante los tribunales poco más de 300 trabajadores de la planta murciana que emplea a 3.500 personas.

Pero las partes han llegado a un entendimiento. El preacuerdo contempla que los que denunciaron las nuevas condiciones sean indemnizados. Teniendo en cuenta que no cobran el extra desde 2009, los trabajadores cobrarán a principios de año entre 3.000 y 4.000 euros, según fuentes sindicales.

Incremento salarial

Por su parte, los empleados que no denunciaron también recibirán una compensación. Fuentes de la compañía aseguran que ElPozo Alimentación destinará 100.000 euros, a repartir de forma equitativa, entre los casi 3.200 trabajadores restantes.

Además, el preacuerdo recoge que el 30% de las nuevas contrataciones se tendrán que cubrir con ex empleados así como un incremento salarial del 1,6% para el conjunto de la plantilla, explican fuentes cercanas a la negociación. Por último, ElPozo Alimentación se compromete a limitar la externalización de servicios, al menos en los próximos tres años.

Los trabajadores aprobarán o no en asamblea las nuevas condiciones. En caso de que el sí se imponga en las urnas, el preacuerdo se elevará a acuerdo y las tensiones laborales serán historia.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad