El Corte Inglés abrirá multimarcas de lujo en Barcelona

stop

GRANDES ALMACENES

Un centro comercial del grupo El Corte Inglés

14 de febrero de 2012 (18:45 CET)

El Corte Inglés abrirá un nuevo espacio focalizado a la mujer de elevado poder adquisitivo en el centro comercial L'Illa Diagonal de Barcelona. La nueva tienda se ubicará en las actuales instalaciones de Sfera, también de su propiedad.

La empresa española ha decidido albergar una pequeña ciudad de corners (la estrategia habitual de la cadena de grandes almacenes) de marcas de moda casual y de lujo, básicamente para mujeres pudientes.

Los conocidos almacenes compraron los antiguos espacios de la firma inglesa Mark & Spencer ubicados en Las Ramblas y L'Illa Diagonal (este último con algunas cláusulas contractuales por parte del centro comercial) en 2002 para convertirlos en la enseña Sfera.

Este último cambio de estrategia comenzó en Barcelona con el cambio del local de Las Ramblas. La mudanza de rótulos de L'Illa Diagonal concluye la transformación de la penúltima tienda Sfera. Actualmente, la cadena de grandes almacenes cuenta en Barcelona con una única tienda de esta marca, situada en el centro comercial Diagonal Mar.

Moda femenina

El establecimiento cuenta con dos plantas repartidas en 2.000 metros cuadrados, de los cuales 1.800 estarán destinados a la moda femenina y el resto, masculina.

La gran novedad es la cartelera de marcas que el grupo presidido por Isidoro Álvarez ha fichado para ocupar el espacio, marcas de gama alta que hasta ahora El Corte Inglés no comercializaba. Entre algunas de ellas, estarán Zadig &Voltaire (firma que abre su primer y único espacio en la codiciada milla de oro barcelonesa); Hoss Intropia, la adorada por las catalanas Maje; Manoush o la línea Love de Moschino.

El Corte Inglés lanzó al mercado Sfera para competir con grupos como Inditex o H&M, que compite por una tipología de consumidor con menos recursos. Sin embargo, la enseña ha sido reestructurada durante los últimos años. La cadena cerró el ejercicio 2010 con unas pérdidas de 2,8 millones de euros. Esas cifras supusieron, no obstante, una reducción del 83% de los números rojos registrados en 2009. A finales del ejercicio 2010, la compañía contaba con 74 establecimientos entre España y Portugal, que le reportaron una cifra de negocio de 198 millones de euros, el 3,2% más que un año antes.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad