El Corte Inglés elimina los departamentos que tiene repetidos con Hipercor

stop

La nueva directiva detecta duplicidades en los centros donde conviven Hipercor y El Corte Inglés

Un centro de El Corte Inglés, en una imagen de archivo

Madrid , 30 de agosto de 2016 (01:00 CET)

La lupa con la que se miran los gastos superfluos en El Corte Inglés ha detectado departamentos repetidos en los centros donde operan los hipermercados Hipercor y la empresa ha decidido eliminarlos.

La cadena de grandes almacenes ha descubierto que en las secciones de tecnología de Hipercor y El Corte Inglés hay una buena cantidad de productos que se repiten y ha comenzado a eliminar las duplicidades en su cadena más débil: Hipercor.

El grupo ha reducido la superficie de ventas de los establecimientos Hipercor en buena parte de los centros comerciales españoles, una superficie que ha ganado El Corte Inglés, según han reconocido los directivos de la empresa.

La cúpula directiva considera que no tiene sentido que en un mismo centro comercial se venda el mismo tipo de productos en dos secciones diferentes: una en las plantas de El Corte Inglés y otra en las de Hipercor, a pesar de que el cliente del hipermercado no necesariamente visite el resto. 

Este mismo lunes la empresa ha comenzado las obras en el Hipercor del centro de Sanchinarro, en Madrid, que terminarán con la supresión de la sección de tecnología y electrodomésticos en los pasillos de Hipercor. La empresa asegura que el cambio viene produciéndose dentro de un proceso de continuas transformaciones para mejorar la dinámica comercial de los centros.

Menos ventas, pero mejores resultados

Hipercor es una de las pocas empresas del grupo donde no se registraron resultados plenamente positivos durante el primer año con Dimas Gimeno, presidente y sobrino del fallecido Isidoro Álvarez. 

Las ventas de los hipermercados cayeron el 10,7% el año pasado hasta los 1.402 millones de euros. Pese al importante desplome, la nueva directiva que intenta reducir los gastos operativos como el de las duplicidades, ha logrado que el Ebitda, el resultado antes de impuestos, aumente el 7,1% hasta los 82 millones de euros el año pasado.

En los productos tecnológicos, la compañía también ha extendido una constante revisión para intentar reducir la diferencia de precios que hasta ahora sus cadenas tenían respecto a la competencia. Erradicar la imagen de que El Corte Inglés y sus empresas filiales son caras es la nueva obsesión del grupo, explican fuentes cercanas a la compañía.

Los propios directivos aseguran que, con los nuevos controles de precios, tanto los supermercados como las secciones de tecnología garantizan que ningún otro competidor vende el mismo producto y con la misma calidad más barato que El Corte Inglés. Incluso, ese proceso de monitorización, que también obsesiona a Media Markt, ha llevado a la compañía a compararse con los precios de su más seria amenaza: Amazon.com.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad