De izquierda a derecha: Dimas Gimeno, Marta y Cristina Alvarez Guil y Florencio Lasaga en la Fundación Ramón Areces.

El Corte Inglés: las hermanas Álvarez ganan la batalla de la adopción

stop

El juez rechaza la demanda contra el procedimiento de adopción de Marta y Cristina Álvarez por parte de Isidoro Álvarez. Era el caso clave en toda la guerra

Barcelona, 26 de junio de 2019 (13:11 CET)

Balón de oxígeno para las hermanas Álvarez. El juzgado de lo mercantil número 10 de Madrid rechazó este miércoles la demanda que María Antonia Álvarez, la madre de Dimas Gimeno, interpuso contra la adopción de Marta y Cristina Álvarez por parte del expresidente de El Corte Inglés Isidoro Álvarez.

La juez María Dolores Fernández Alcalde argumentó "falta de legitimación activa" de María Antonio Álvarez, hermana de Isidoro, para "el ejercicio de nulidad del procedimiento de adopción", según un auto adelantado por Expansión. Además, le impone las costas a la demandante. Según la magistrada, un hermano no puede solicitar la nulidad; una impugnación que sólo corresponde al padre y la madre biológicas, el adoptado o el hijo biológico.

Así, da un espaldarazo a las herederas de Isidoro Álvarez sin entrar a cuestionar el fondo de la cuestión. Según la demandante, la adopción fue "un fraude de ley" por no darse las circunstancias legales que la permiten, como un periodo mínimo de convivencia previo.

La demanda decisiva

Las hermanas Álvarez tenían especial temor al procedimiento, admitido a trámite en octubre. De prosperar la impugnación, existía la posibilidad de que Marta y Cristina Álvarez tuvieran que renunciar a la herencia percibida —que es a título nominal— debido a la elevada presión fiscal que tendrían que soportar y que podría alcanzar los 400 millones de euros. En principio, la donación quedaría en manos de su madre, María José Guil, explicaban fuentes cercanas a la familia.

Al ser un familiar directo, las hermanas Álvarez solamente tributaron al 1% la herencia recibida gracias a las bonificaciones que ofrece la Comunidad de Madrid. De triunfar la impugnación de la adopción, el tipo ascendería al 54%.

Entre los bienes obtenidos está el 69% de Cartera de Valores IASA, la sociedad que posee el 22% de El Corte Inglés. Ambas comparten la patrimonial con la propia María Antonio Álvarez y su hijo, el expresidente de los grandes almacenes Dimas Gimeno.

La demanda contra la adopción de la futura presidenta de El Corte Inglés y de su hermana forma parte de la guerra en los tribunales entre los familiares de Isidoro Álvarez. María Antonia Álvarez también tiene presentada una demanda que impugna el testamento de Isidoro Álvarez y otra en la que pone en cuestión un crédito concedido por IASA a sus principales accionistas. En cambio, su hijo, Dimas Gimeno, retiró la demanda por su destitución al frente del grupo de distribución tras llegar a un acuerdo con El Corte Inglés para su desvinculación a cambio de 8,5 millones.

Hemeroteca

El Corte Inglés
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad