Marta Álvarez, presidenta de El Corte Inglés. Foto: El Corte Inglés

El Corte Inglés: Qatar se pone exigente con Marta Álvarez

stop

El jeque del emirato pide por carta al consejo de los grandes almacenes que active la salida a bolsa

Madrid, 17 de septiembre de 2019 (09:37 CET)

El jeque de Qatar ha puesto contra las cuerdas al consejo de Administración de El Corte Inglés y a su reciente presidenta, Marta Álvarez. Como propietario del 10% del capital de los grandes almancenes, el jeque ha pedido por carta a la dirección que se inicien los trámites para activar la salida a bolsa, a pesar de las reticencias de las hermanas Álvarez, que poseen el 14% del capital y son las máximas responsables de la gestión del grupo.

El jeque Hamad bin Jassim bin Jaber al Thani habría solicitado ya la contratación de dos bancos de inversión para realizar análisis sobre la situación de la empresa y sus competidores, con el objetivo de conocer si la cadena que preside Marta Álvarez desde agosto estaría en buena posición para salir a bolsa, según adelata este martes El Confidencial

Este movimiento del jeque se produce cuatro años después del contrato firmado en 2015, en el que se incluía una cláusula según la cual, a partir del quinto año (en 2020), el accionista de Qatar podía reclamar la recuperación de su inversión mediante la salida a bolsa de la compañía. Concretamente, el jeque que prestó al grupo español de grandes almacenes 1.000 millones de euros convertibles en acciones.

Ante la proximidad de esta fecha, los representantes del jeque ya se han puesto en contacto con los accionistas de El Corte Inglés para empezar a tantear la salida a bolsa, que tiene como objetivo monetizar su inversión

En 2015, cuando Primefin, la sociedad del catarí, prestó 1.000 millones a El Corte Inglés con un interés del 5,25%, la compañía se valoró en 10.000 millones de euros brutos. 

El rechazo de las herederas

Según el diario digital, ni Marta Álvarez Guil ni su hermana Cristina están a favor de la salida a bolsa. Esto supone un hándicap para las intenciones del jeque, ya que la última decisión sobre este asunto debe pasar por el consejo de Administración de la empresa. 

Por tanto , y dado que las dos herederas tienen ahora el control, el millonario de Qatar tendría que conseguir la complicidad de algunas de las familias históricas de la casa para obtener un apoyo mínimo a su propuesta.

Al parecer, algunos accionistas, como los que se agrupan en Cartera Mancor, con el 7%, y Corporación Ceslar, con el 9%, podrían ser sus cómplices debido a que algunos de ellos también quieren hacer liquidez.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad