En la imagen, una tienda de El Corte Inglés.
stop

El Corte Inglés hace un concurso entre PwC, KPMG y Deloitte para gestionar la venta de una megacartera de inmuebles de unos 1.500 millones de euros

Madrid, 21 de diciembre de 2018 (10:40 CET)

El Corte Inglés, que acaba de vender dos centros comerciales en Madrid, continúa sus desinversiones. El grupo necesita reducir su deuda y para ello busca asesor para la venta de una megacartera de inmuebles con una valoración superior a los 1.500 millones de euros, lo que supondría la mayor desinversión planteada hasta ahora por la compañía.

El gigante de la distribución pondrá en marcha un concurso entre PwC, KPMG y Deloitte, tres de las denominadas Big Four, para coordinar la venta de sus activos, según publica Expansión. EY quedaría fuera del proceso al ser el auditor de sus cuentas.

El Corte Inglés contará además con un banco de inversión. Morgan Stanley se perfila como candidato favorito para la operación.

El Corte Inglés pondrá a la venta centros comerciales, naves logísticas, supermercados, oficinas y suelo.

La operación incluye una gran variedad de activos, todos ellos no estratégicos. La intención de El Corte Inglés es trocear los activos en paquetes y no encontrar un único comprador.

La cartera inmobiliaria tiene centros comerciales, naves logísticas, supermercados, oficinas y suelo. Una vez cerrado el plazo para recibir ofertas y, dependiendo de las mismas, el grupo se reservará la posibilidad de reducir el tamaño de la cartera. 

El Corte Inglés es uno de los principales propietarios de activos inmobiliarios en España, con un patrimonio valorado en más de 17.000 millones de euros.

Vende dos centros comerciales

El grupo español cerro a principio de semana su mayor venta de edificios hasta ese momento: 160 millones de euros por los centros de Parquesur (Leganés) y La Vaguada, ambos en Madrid.

La venta se realizó a Unibail-Rodamco-Westfield (URW), la mayor inmobiliaria europea y una de las más grandes del mundo. El Corte Inglés continuará operando en estos centros comerciales en régimen de inquilino.

"Nunca comentamos desinversiones. Estamos abiertos a oportunidades y si hay alguna la analizamos y si es el momento oportuno lo aprovechamos", aseguraron fuentes de El Corte Inglés sobre posibles ventas futuras.

El Corte Inglés también vendió en agosto a Inbest, un vehículo de Corpfin Capital Real Estate, dos centros en Madrid (Princesa) y Bilbao (Gran Vía) por 93 millones. Unos meses después, traspasó también a Inbest dos locales convertidos en una única superficie comercial y ubicados en Valencia por 90 millones.

En todas estas operaciones, el grupo se quedó como inquilino de los locales vendidos. Antes, había desinvertido el 40% de Iberiafon, dueña de Torre Serrano en Madrid, por 50 millones a Infinorsa, que ya controlaba el otro 60%.

Hemeroteca

El Corte Inglés
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad