El Corte Inglés sale de España 30 años después (y sin abrir tiendas). En la imagen, representantes de El Corte Inglés tras la firma del acuerdo con la de Alibaba.

El Corte Inglés sale de España 30 años después (sin abrir tiendas)

stop

La cadena de grandes almacenes alcanza en un día la ansiada internacionalización pendiente desde hace 30 años

David Placer

Economía Digital

El Corte Inglés sale de España 30 años después (y sin abrir tiendas). En la imagen, representantes de El Corte Inglés tras la firma del acuerdo con la de Alibaba.

Madrid, 30 de noviembre de 2018 (04:55 CET)

El Corte Inglés ha cumplido este jueves un sueño empresarial pendiente desde hace 30 años: la internacionalización del negocio más allá de España y Portugal. Y la cúpula de la compañía lo ha hecho con una jugada inesperada pero lógica: la conquista internacional no comienza con la apertura de nuevos y enormes centros comerciales al estilo de Isidoro Álvarez, el hombre que dio forma al emporio.

Ahora su expansión internacional, el eterno reto pendiente, se ejecutará sin una sola tienda más. El Corte Inglés ya puede vender en todo el mundo gracias a la plataforma y a la logística del gigante chino Alibaba. Sin aperturas y sin sumar un centro más con costes operativos millonarios cada día que abre las puertas. El acuerdo hará posible comprar en China y en cualquier país los productos El Corte Inglés (marca blanca incluida) con plataforma y logística china. 

Las dos empresas han anunciado este jueves un plan de colaboración para desarrollar cloud computing, plataformas tecnológicas y pagos a través del móvil. Y lo hace con Alibaba, el rival de Amazon (principal enemigo de El Corte Inglés).

La internacionalización de El Corte Inglés ha llegado de la forma menos esperada: con los socios de Alibaba, con quien ya han sellado una asociación para abrir una tienda conjunta en Madrid. El grupo chino ofrecerá plataforma tecnológica para vender en el exterior y El Corte Inglés el recurso que más le sobra: metros cuadrados en sus grandes centros comerciales en toda España. Alibaba también tendrá corners como otras marcas de maquillaje, perfumería y marroquinería.

De esta forma, el gigante chino contará con presencia física para mostrar las novedades de sus productos virtuales. Así, El Corte Inglés se enfrenta a Amazon con sus peores enemigos. La empresa está trabajando con Google (al igual que Carrefour y otras cadenas españolas) en el desarrollo de plataformas para hacer frente a Amazon, la gran amenaza del comercio tradicional, que sigue creciendo a ritmo endemoniado en España.  

Tercerizar la superficie

Los asesores de los directivos de El Corte Inglés llevan años advirtiendo a la cúpula que debe dar paso a otras empresas en sus grandes almacenes. Tercerizar la operación puede ser una buena salida para una empresa con gran cantidad de espacio disponible, pero con dos problemas operativos de primer nivel: altos costes operativos y baja rotación de mercancía (en comparación con las métricas, por ejemplo, logradas por Inditex).

La compañía presenta un problema de exceso de espacio. Algunas de sus tiendas en España no son rentables. Los edificios como el de Elche tienen pasillos enteros con tiendas vacías que nunca se han llegado a ocupar.

El Corte Inglés es altamente rentable en sus tiendas céntricas de Madrid, Barcelona y otras grandes ciudades, pero tiene dificultades en las poblaciones medianas y pequeñas. Sus costes operativos son elevados y, con ese modelo, la internacionalización con grandes tiendas sería un salto al vacío.

La directiva, ahora al mando de Víctor Del Pozo, ha decidido emprender los cambios sugeridos por consultores y asesores con el gigante chino, pero la empresa se sigue manteniendo firme en otras dos medidas sugeridas, pero siempre vetadas por la cúpula: reducción de plantilla y cierre de centros comerciales poco rentables.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad