El debate de las pensiones genera fisuras en el empresariado

stop

La patronal se desmarca del Instituto de Estudios Económicos que propuso alargar la edad de jubilación hasta los 70 años

El presidente de la CEOE, Juan Rosell

22 de octubre de 2013 (20:42 CET)

El debate sobre el futuro de las pensiones en España, que exige el mayor consenso posible, ha comenzado a aflorar fisuras en el seno del empresariado español. El presidente del Instituto de Estudios Económicos, José Luis Feito, abrió la caja de los truenos el lunes pasado. Feito advirtió que la viabilidad de las pensiones españolas pasa por retrasar la edad de jubilaciones hasta los 70 años y exigir un mínimo de cotización de 40 años.

Pocas horas después, el presidente de la CEOE, Juan Rosell, se desmarcó de la propuesta que difícilmente lograría consenso político. “Ni la compartimos ni dejamos de compartir. Nosotros trabajamos en otro documento diferente”, explicó Rosell.

Estudios independientes

El Instituto de Estudios Económicos, que elabora investigaciones y análisis para empresas y para la patronal --que ofrece apoyo económico--, aseguró este martes que su función no es acoplarse a las posiciones de la CEOE sino elaborar informes independientes. “No seríamos útiles si decimos amén a todo lo que diga la CEOE”, explica el director general del Instituto de Estudios Económicos, Joaquín Trigo.

La entidad considera que, con las cifras de empleo actuales, el sistema de pensiones es insostenible, aunque ha matizado que las declaraciones de su presidente fueron hechas a título personal.

“Tal vez debemos plantearnos, si ante el eco mediático (hemos tenido 168 menciones en medios impresos), deberíamos hacer un estudio sobre este tema. Puede ser el momento”, explicó Trigo que mantiene una postura tecnicista sobre las reformas necesarias en el sistema de pensiones.

En manos de ocho empresarios

Pero la CEOE es consciente de que ni los sindicatos ni buena parte de los partidos políticos aceptarían la prórroga de los 70 años como edad de jubilación ni 40 años de cotización para el cobro del 100% de la prestación. Por eso, Rosell ha conformado un grupo de trabajo de ocho empresarios que elaboran una propuesta propia.

El documento, en el que están trabajando desde hace poco más de una semana, será debatido próximamente por la junta de la CEOE, compuesta por unos 220 representantes. Una vez aprobado, se presentará ante los partidos políticos, sindicatos y el gobierno central.

Todos deberán trabajar a marchas forzadas para cumplir los deseos de Europa: que España llegue a un acuerdo sobre la reforma del sistema de pensiones antes de finales de año.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad