El ERE de TV3 provoca incertidumbre en el sector audiovisual catalán

stop

La cadena pública prepara la privatización de su departamento de publicidad

Protesta de los trabajadores de TV3 y Catalunya Ràdio ante la Generalitat

12 de junio de 2013 (22:24 CET)

Los medios públicos europeos han puesto su mirada en Grecia. El presidente del gobierno heleno ha cerrado la radiotelevisión pública ante la grave situación económica que vive el país, mientras que en España, la televisión estatal (TVE) ha salido al paso para alejar cualquier fantasma. Y todo ello el mismo día en el que se ha anunciado un expediente de regulación de empleo (ERE) para un máximo de 312 trabajadores de TV3 y Catalunya Ràdio.

Un nuevo escenario en Catalunya que el sector de la industria audiovisual vive con incertidumbre. Y es que hasta 5.000 puestos de trabajo pueden depender de las decisiones internas de los medios públicos catalanes. Dependerá del número total de afectados por el ERE y de las áreas en las que se reducirá más plantilla.

Presupuesto


La delicada situación de ambos medios ha llevado a la Corporación Catalana de Mitjans Audiovisuals (CCMA) a abordarla con dos medidas paliativas: por un lado, reduciendo el gasto de personal en ambos medios. Por otro, acelerando la privatización del departamento comercial de TV3, cuya gestión se realiza internamente y representa el 25% de los ingresos totales. Pero según fuentes conocedores del proceso, las contrataciones externas del resto de servicios no se verán perjudicadas, sino más bien todo lo contrario, ya que asumieron el correspondiente ajuste antes del anuncio del ERE. Es decir, las productoras externas ya han vendido más baratos sus productos en los últimos años.

Pero ¿cómo se ha llegado a este punto? El presupuesto de la Corporación Catalana de Mitjans Audiovisuals (CCMA) para TV3 y Catalunya Ràdio en 2013 se ha reducido el 17% hasta los 295,9 millones. Un año antes, la partida fue de 348,2 millones. En esta reducción destaca la caída de ingresos publicitarios. En 2006 fueron de 153 millones mientras que en 2012 la cifra apenas alcanzó los 67 millones.

Calidad publicitaria

En el caso concreto de la privatización de la publicidad, fuentes cercanas consideran que “es una jugada de alto riesgo”.Y añaden que con esta decisión, se abre la puerta a anuncios más agresivos como la teletienda, poco habituales en los medios públicos catalanes.

El proceso podría culminarse antes de que finalice el año. Según fuentes internas conocedoras de la externalización, A3Media, Grupo Zeta y grupo Godó son las compañías interesadas en el concurso. Aunque éste último, presidido por Javier Godó, suena con más fuerza.

Departamentos afectados

Pero se podría contemplar la privatización de otros departamentos, según fuentes del sector. En el último contrato programa de la CCMA se establecían las pautas del nuevo modelo empresarial para la televisión pública catalana en el cuatrienio 2013-2016.

Hay departamentos claramente blindados como los informativos, los eventos culturales y los de continuidad y promoción propia de TV3, explican estas fuentes. Pero el resto de áreas también estarían abiertas a su privatización. En ellos se incluyen los de documentación, entretenimiento, informática, áreas de documentales e incluso retransmisiones deportivas.

Otros medios públicos

Y estos mismos interlocutores aseguran que la CCMA quiere vender el centro de producción de programas. En resumen, diversas fuentes coinciden en que sea como fuere, el nuevo modelo resultante tras las medidas aplicadas "debilitará un medio autonómico potente". Y con ello, una pérdida de calidad.

Pero los medios catalanes no han sido los únicos afectados por las tijeras. En Telemadrid se han despedido a más de 800 trabajadores y cuenta con 84,5 millones para gastar en 2013. Por su parte, el consejo de administración de la radio televisión pública vasca, EITB, aprobó un presupuesto de 121 millones, el 15% menos.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad