El fraude de las emisiones de Volkswagen da a Toyota el liderato mundial de ventas en 2015

stop

El fabricante nipón recupera el trono de mayor vendedor de automóviles del mundo después de perderlo en el primer semestre del año pasado en favor de VW

Un concesionario Toyota

Barcelona, 27 de enero de 2016 (09:35 CET)

Volkswagen logró, en el primer semestre de 2015, destronar a Toyota como primer vendedor de coches del mundo. El gigante alemán superaba al líder de los últimos años, desde que el fabricante japonés destronara al americano General Motors. Pero este auge y cambio de tornas entre VW y Toyota se han visto truncados por el fraude de las emisiones de la compañía alemana, que ha vuelto a coronar a la nipona como la que más coches vende en el mundo.

Toyota fue en 2015 la compañía que más vehículos vendió, unas 10.151.000 unidades en todo el mundo. La empresa nipona ha explicado este miércoles que esta cifra de ventas de sus tres marcas (Toyota, Daihatsu y Hino) supone un retroceso del 0,8% respecto a sus ventas de 2014. La compañía fabricó 10.083.783 unidades de sus marcas, lo que supone un 2% menos que el año pasado.

A pesar de esta ligera caída de ventas, el fabricante nipón ha recuperado el trono que perdió momentáneamente hace seis meses, gracias al descenso del 2% de las ventas del grupo VW, que vendió 9,93 millones de coches entre enero y diciembre. El tercer mayor vendedor de coches del mundo fue la americana General Motors, que creció un 0,2% hasta los 9,8 millones de coches. La igualdad entre los líderes asiático, europeo y americana es, pues, enorme.    

Del tsunami al software de VW

Después de que los efectos del tsunami en el noreste de Japón y las inundaciones de Tailandia destronaran a Toyota en 2011 en favor de la estadounidense General Motors, el grupo con sede en Aichi (centro de Japón) ha vuelto a liderar ininterrumpidamente desde 2012 la lista de los mayores vendedores de automóviles del mundo.

En 2015 su trono volvía a peligrar por el crecimiento de Volkswagen, pero el fraude de las emisiones truncó esta remontada. En septiembre, la agencia medioambiental de Estados Unidos sacó a la luz pública que habían detectado emisiones extraordinariamente altas de óxido de nitrógeno (NOx) en vehículos diésel del grupo VW, lo cual se debía a un software que manipulaba los datos de emisiones.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad