El FROB niega la jubilación a Adolf Todó

stop

El único accionista de CatalunyaCaixa anula 3,6 millones de indemnización por considerar el despido procedente

El ex presidente de CatalunyaCaixa, Adolf Todó | EFE

30 de junio de 2013 (19:56 CET)

El presidente de CatalunyaCaixa, Adolf Todó, no recibirá la pensión de 3,6 millones de euros que había pactado con el Fondo de Restructuración Bancaria Ordenada, FROB.

El ente público, que tomó el control de las entidades con dificultades, relevó a Todó en mayo pasado con un despido que considera procedente, por lo que niega la pensión al banquero manresano, informa El País.

Reducción de sueldo

Tras la nacionalización de la entidad, en 2011, el FROB rebajó su sueldo anual de 800.000 a 300.000 euros. Las discrepancias entre Todó, que abogaba por privatizar la entidad, y los supervisores que se negaban a inyectar más dinero público, quebraron la confianza que en él habían depositado los supervisores.

El reflote de la entidad que presidió Todó requirió una inyección de más de 14.000 millones de euros provenientes de las arcas del Estado.

Reestructuración y subida de sueldo


Todó entró a Catalunya Caixa en 2008 –cuando la entidad ya padecía enormes dificultades-- con un sueldo de 600.000 euros anuales fijos más unos 200.000 variables. También se acordó una pensión de prestación definida por la que cobraría el 80% de su último sueldo fijo.

Para ello, Caixa Catalunya tuvo que contratar un seguro de 13,7 millones de euros. En enero de 2010, antes del proceso de fusión con las cajas de Tarragona y Manresa, el consejo de administración aprobó un aumento de sueldo al directivo de 600.000 a 800.000 euros anuales.

Conductor de la fusión

En la primera tanda de la reestructuración bancaria, Todó pilotó la fusión de Caixa Catalunya con las cajas de Tarragona y Manresa, para lo que requirió 14.000 millones en ayudas públicas.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad