El Grupo Cano suspende pagos con una deuda de 105 millones 

stop

CONCURSO DE ACREEDORES

Concesionario del grupo Cano en Catalunya

06 de septiembre de 2011 (19:03 CET)

El Grupo Cano ha suspendido pagos. Este martes, la sociedad ha solicitado al juzgado Mercantil de Valencia que le declaran en concurso de acreedores con una deuda que asciende a los 105 millones de euros. Desde la empresa aseguran que la bajada de las ventas y la inversión realizada en la compañía para mejorar la competitividad ha tensado demasiado la caja hasta situar las cuentas en la situación límite actual.

En total agrupa a 19 sociedades distintas que desarrollan su actividad en la Comunidad Valenciana, Catalunya y Portugal.

Desde el grupo de automoción que opera bajo el nombre Velorent SL, aseguran que han tomado la decisión con el objetivo de adecuar el modelo de gestión a corto plazo. En este sentido, hablan de mejorar la operativa de la estructura tanto en la optimización y reingeniería de procesos como en buscar una solución a los 150 millones de pasivo. Para llegar al negro han realizado un plan estratégico en el que se apunta al desarrollo de nuevas políticas comerciales y un mayor control de gastos, entre otras medidas.

Mantener plantilla

Con todo, desde la dirección del Grupo Cano afirman que inicialmente no realizarán ningún ajuste de plantilla en las sociedades que dependen de Velorent. Actualmente entre las 19 empresas trabajan unas 350 personas, una cifra que dicen que será necesaria para la compañía cuando superen la suspensión de pagos.

Asimismo, quieren mantener las cuatro líneas de negocio del grupo: venta de vehículos nuevos, servicios de taller, venta de vehículos de ocasión y servicios de recambio.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad