El Hospital Clínic ofrece camas para acompañantes a 70 euros la noche

stop

El centro provincial barcelonés pone el servicio a disposición de los pacientes que acuden a través de la Seguridad Social

Irina Bautista

EEl Hospital Clínic de Barcelona –en la imagen su acceso principal- busca un farmacéutico para cubrir tan sólo una hora al día.
EEl Hospital Clínic de Barcelona –en la imagen su acceso principal- busca un farmacéutico para cubrir tan sólo una hora al día.

en Barcelona, 18 de febrero de 2015 (20:18 CET)

El Hospital Clínic de Barcelona cobra 70 euros por noche a los acompañantes de los ingresados que quieran dormir con ellos en una habitación individual especial. La página web del centro hospitalario provincial anuncia el servicio, de carácter privado pero en la zona pública, supeditado a las camas disponibles y sujeto a una tarifa de precios.

La diputada del Partido Popular de Cataluña, Eva García, interpelado el miércoles por la mañana al consejero de Salud, Boi Ruiz, para que explicara si es verdad que el Clínic "cobra hasta 70 euros a los enfermos por pasar la noche". El consejero se limitó a responder que ordenaría una investigación sobre el asunto.

Boi Ruiz no sabe, no contesta

Ruiz ya había dicho días atrás que no le constaba que esos cobros se estuvieran produciendo en Cataluña. Y ayer no quiso responder tampoco a las preguntas telefónicas de este medio y remitió al servicio de prensa del departamento. De hecho, le hubiera bastado con leer la web del Clínic para saberlo y para informarse de que el cobro se hace en la parte pública del centro, no en Barna Clínic, que es la privada.

Sergi Hurtado, miembro del comité de empresa del Hospital Clínic de CCOO, confirma que efectivamente la tarifa es de 70 euros por noche, "pero no se cobra por el enfermo que está en esa habituación individual especial, sino por el acompañante", que puede dormir en un sofá cama, en lugar de hacerlo en una silla, como el resto de los familiares de los enfermos.

Negocio y precariedad a costa de la sanidad

Eva García ha denunciado también que la sala de urgencias Helios está saturada y que los pacientes "se encuentran amontonados sin las condiciones mínimas". Hurtado lo confirma y señala que a veces pasan más de las 48 horas de rigor en la sala Helios y que "incluso cuando los ingresados no caben, se habilita el pasillo con camillas durante la noche".

Debido a los recortes, el Hospital Clínic cuenta con 170 camas menos que antes de la crisis, mientras que la presión se mantiene: cada año una media de 12.000 enfermos necesitan ingresar en el centro.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad