El juez detecta un 'agujero' de 1.300 millones en la inmobiliaria de Vicente Roig

stop

INSOLVENCIA

16 de junio de 2013 (19:28 CET)

La arquitectura de Core Investments, la promotora del polémico Vicente Roig, es tan compleja que a la administración concursal le ha costado un año realizar un informe que muestre el tamaño del agujero del grupo.

Sólo con la deuda que tiene con entidades financieras y trabajadores, el pasivo llega a los 1.300 millones de euros, según fuentes conocedoras del proceso.

Facturas pendientes

Esta cifra deja de lado las facturas pendientes que las 41 sociedades que conforman la compañía tienen entre ellas, informan los mismos interlocutores. Todas ellas, en concurso de acreedores desde abril de 2012.

Se trata de la segunda insolvencia por volumen del sector inmobiliario catalán, justo por detrás de la de Habitat en 2008, con un pasivo de 2.840 millones.

Lectura del informe

La Agencia Tributaria actúa como administradora concursal de este proceso, junto a la consultora Deloitte. Hacienda también tutela el concurso de otra inmobiliaria con un pasivo destacado, Reyal Urbis (4.500 millones de euros).

La lista de acreedores es tan larga que el titular del juzgado de lo mercantil número 3, José María Fernández Seijó, ha convocado a los afectados a finales de junio en la sala de actos de la sede judicial para que se detalle el contenido de este informe.

El Fisco y la consultora darán a conocer en ese momento los activos que dispone la inmobiliaria para cubrir los 1.300 millones de pasivo.

Empleados

La inmobiliaria de Roig terminó en los juzgados a petición de sus trabajadores, quienes instaron el concurso tras los reiterados impagos de sus nóminas. La plantilla afectada llega, aproximadamente, a las 50 personas, según los mismos interlocutores.

Poco personal para Core Investments, un grupo que prácticamente se había quedado sin actividad antes de que le declararan en insolvencia.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad