El juez pide explicaciones a Artur Carulla sobre 61 millones de euros

stop

Devuelve la investigación al Ministerio de Hacienda para que concrete los posibles delitos y delimite su alcance penal

17 de marzo de 2011 (17:09 CET)

El juez ha pedido a los peritos judiciales que valoren si una compra de acciones realizada entre las empresas investigadas de la familia Carulla se ajusta al valor real de mercado. Más concretamente, intenta saber si los 61 millones en los que se valoró esa transacción fueron inflados y si por lo tanto no se ajustan a una operación transparente.

Las explicaciones dadas por el presidente de Agrolimen, Artur Carulla, en su comparecencia de este jueves como imputado, no habrían bastado, por lo que el magistrado Josep María Miquel-Porras habría recurrido a la valoración independiente.

Según la investigación, los Carulla habrían vendido, a la sociedad Arborinvest 61 millones de euros en acciones de Merimare. Ambas son empresas que pertenecen a la trama empresarial bajo sospecha por la que, según Hacienda, se habrían evadido obligaciones fiscales de los Carulla y de las empresas del grupo Agrolimen.

'Centrar el debate'

Por otro lado, el juez habría remitido la investigación completa al Ministerio de Hacienda para que “fije el marco del debate y concrete si hay algún delito”, según ha explicado el abogado de la defensa, Fermí Morales, a Economía Digital. El auto fue comunicado el 8 de marzo a las partes. Aunque los representantes de los hermanos Carulla habían solicitado el archivo provisional de la causa, valoran esta decisión como “muy positiva”.

Según Morales, y a la espera del dictamen de Hacienda, las citaciones del resto de los hermanos imputados -entre ellos Mariona Carulla, la presidenta del Palau de la Música- se harán “para cumplir con los trámites judiciales”. En estos momentos, y siempre según la defensa, se está “buscando fecha” con el fiscal para fijar las próximas comparecencias.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad