El mundo del motor mira más allá del vehículo eléctrico en la feria de Ginebra

stop

AUTOMOCIÓN

Vista del Salón del Automóvil de Ginebra. ED

04 de marzo de 2014 (20:59 CET)

La industria del automóvil se da cita hasta finales de la próxima semana en Ginebra (Suiza) en una feria en la que el sector intenta ir un paso más allá de presentar vehículos eléctricos, el gran reto de los últimos años. Las marcas quieren alcanzar ahora hitos de perfil tecnológico. Desde plantear que el tiempo para diseñar un vehículo tiene que ser más corto (se tardan unos cuatro años) a que los ordenadores de a bordo deben permitir actualizar su información de forma sencilla para evitar que los conductores tengan que desplazarse hasta un concesionario cuando la última versión del software de su dispositivo móvil no le permite conectar el manos libres del vehículo, por ejemplo.

Volkswagen ha sido la primera en dar a conocer la nueva estrategia que seguirán en este sentido. “La industria se debe adaptar de forma más rápida a las necesidades de los clientes”, manifestó el presidente del consejo de administración del consorcio alemán, Martin Winterkorn, este lunes en la ciudad suiza. La multinacional ha puesto en marcha el programa Future Tracks para superar “los nuevos retos del sector”. El directivo asegura que tendrá su repercusión en todas las marcas de la compañía. Entre ellas, la del grupo español Seat.

Demanda real


Por el momento, la compañía con sede en Martorell (Barcelona) va algunos pasos más atrás que otras firmas del consorcio germano en cuanto a movilidad eléctrica. “Introduciremos un modelo de estas características en el mercado cuando haya la necesidad”, afirmó este martes el presidente de la empresa española, Jürgen Stackmann. Asegura que quienes deben abrir camino son “otras marcas que desempeñan roles distintos a los de Seat”.

La apuesta del grupo español en este sentido es la de reducir la huella de emisiones de CO2. “La forma más fácil de avanzar es rebajar también la de los motores diésel”, señala el ejecutivo. Además de introducir el gas natural comprimido en algunos modelos, como su utilitario más pequeño, el Mii. En línea con las propuestas de otras compañías.

Híbridos

Hay iniciativas de todo tipo en este sentido en la feria de Ginebra. Desde el V60 de Volvo, el primer diésel enchufable según saca pecho el grupo de Suecia, a los modelos de gas natural o biogas de Golf y Audi. Esta último, ha desembarcado en Suiza tras firmar un pacto con Google para cooperar en las innovaciones tecnológicas del vehículo.

Nissan muestra en Ginebra de nuevo sus dos ecológicos estrella: los modelos Leaf y la furgoneta NV200. Esta última es la que usan los taxistas de Barcelona y Nueva York.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad