La ministra de Industria, Reyes Maroto. /EFE/David Fernández

El precio del gas se convierte en un campo de batalla empresarial

stop

Varias asociaciones industriales presentan alegaciones al recorte propuesto por la CNMC a las gasísticas para pedir que sea más drástico

Barcelona, 27 de agosto de 2019 (19:50 CET)

Nadie contaba con ellos, no se les esperaba, pero aprovechando el cobijo que les ha proporcionado la guerra entre las empresas energéticas y la CNMC, un grupo de asociaciones industriales han irrumpido en la pugna. Y lo ha hecho para solicitar un recorte más drástico a la distribución y transporte de gas. Así, lo que parecía ser un toma y daca entre gasísiticas y la CNMC con el Gobierno de mediador se ha convertido ya en un gran campo de batalla.

Mientras Naturgy, Enagás y las patronales del sector presentaban alegaciones para frenar la intención de Competencia de recortarles la retribución aproximadamente un 20% en 2021, 11 asociaciones del sector industrial también han presentado las suyas, pero en el sentido contrario. El objetivo, ser más competitivas al gastar menos en su factura energética.

Según han comunicado las asociaciones, que agrupan desde siderúrgicas hasta la industria del textil, han presentado un total de 20 alegaciones, especialmente por lo que respecta a la retribución, la rentabilidad financiera y la mejora de los mecanismos de control. Las patronales aseguran representar el 80% del consumo de gas en España y sumar más de un millón de empleos.

Las empresas industriales piden que el recorte a las gasísticas se aplique de golpe en 2021, lo que les restaría 1.500 millones

Los recursos del Consejo Intertextil Español, la Federación Empresarial de la Industria Química Española (Feique) y la Unión de Empresas Siderúrgicas (Unesid), entre otras, son muy drásticos. Piden a la CNMC que el recorte no se haga gradual a partir de 2021 y hasta 2026, sino que se aplique todo de golpe al principio. Esta medida rebajaría la factura del gas en 1.500 millones, los mismos que perderían de golpe Naturgy y Enagás.

En opinión de este grupo de empresas, el transporte de gas en España está sobre-retribuido. Según sus cálculos, la rentabilidad de las empresas responsables es un 54% superior a la media de la eurozona. También se pagaría muy por encima de los estándares europeos, un 45%, los peajes del gas: el doble que en Francia y seis veces más que en Alemania.

Las alegaciones de la industria entran también en la vida útil de las instalaciones de gas. Piden que se amplíe la misma, que se retribuya mejor a las más utilizadas pero que no se pague a las que ya están amortizadas y siguen funcionando. Además, solicitan mejor información y control, tanto sobre las instalaciones como sobre los gastos e inversiones realizadas, al menos cada dos años.

La batalla entre empresas pone en un brete al Gobierno

Gasindustrial, Acogen, Anfevi, Anffecc, AOP, ASCER, Aspapel, Confevicex y los citados Consejo Intertextil Español, Federación Empresarial de la Industria Química Española (Feique) y la Unión de Empresas Siderúrgicas (Unesid) son las once asociaciones que firman las alegaciones. Entre ellas se encuentra la patronal de las petroleras (AOP), que incluye a Repsol y Cepsa.

Este grupo de empresas echa más leña al fuego a la que es la gran batalla actual de las gasísticas —y también de las eléctricas, por la pata de la retribución a las redes eléctricas—, de la CNMC y también del gobierno en materia de energía.

El Ministerio de Transición Económica ha presentado alegaciones para matizar los recortes de Competencia; habrá que ver qué opina la ministra de Industria, Reyes Maroto, y cómo calma a las empresas del sector en función de la posición que termine tomando el Gobierno y de la retribución que apruebe.

Hemeroteca

Naturgy CNMC
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad