Jordi Sevilla, presidente de REE. Foto: Red Eléctrica
stop

Las tres empresas energéticas más perjudicadas por el recorte de la retribución copan la agenda de reuniones de la CNMC

Barcelona, 27 de agosto de 2019 (11:20 CET)

El hachazo propuesto por la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia a las empresas energéticas ha supuesto un terremoto en el sector. Naturgy, REE, Enagás y las patronales han levantado la voz contra el recorte a la distribución y transporte de gas y electricidad, y en privado también están incrementando la presión sobre la CNMC, que ni siquiera tiene el apoyo del Gobierno.

Las empresas energéticas no han perdido el tiempo este verano. Entre junio y agosto, tras el anuncio de la CNMC de rebajar la remuneración por el transporte y distribución de energía entre el 7% y el 20%, han mantenido 21 reuniones con responsables del organismo regulador de la competencia. Las compañías más afectadas han sido las que más se han sentado con los hombres de José María Marín Quemada.

Según muestra el portal de transparencia de la CNMC y adelanta Expansión, Naturgy y Red Eléctrica han sido las más activas en los últimos meses, con cinco reuniones cada una. Como el recorte afecta a las redes, estas son las compañías que más lo sufrirían. REE por la electricidad y Naturgy por el gas. Enagás sería la tercera gran perjudicada.

Naturgy y sus fondos, muy activos

En el caso de la energética presidida por Francisco Reynés, los fondos que controlan parte de su capital también han participado de las reuniones. En concreto, GIP, que tiene el 20% de la antigua Gas Natural, y CPPIB, que controla el 20% de Nedgia junto con Allianz.

Nedgia es la pata de Naturgy más afectada por el recorte propuesto por Competencia, ya que es la filial que agrupa sus redes de gas en España. Si se consuma la reducción en lo que cobran las empresas por el transporte y distribución, los resultados de Nedgia se verían directamente afectados, por lo que la inversión de CPPIB y Allianz estaría en riesgo. Por lo que pueda pasar, Reyes ya tomó cartas en el asunto con la congelación de las inversiones en redes.

REE ha tenido también una intensa actividad con la CNMC en los últimos meses. La propietaria de las redes eléctricas está controlada por el Gobierno, que nombró presidente al exministro socialista Jordi Sevilla. Pero ello no le ha frenado para intentar combatir los recortes de Competencia. La relación entre el Gobierno de Pedro Sánchez y Marín Quemada no es buena y, lo que es más importante, REE es una cotizada y se debe a todos sus accionistas.

Red Eléctrica también se ha movilizado contra la CNMC pese a estar bajo el control del Gobierno

Algo parecido pasa con Enagás, que tiene participación pública. Sin embargo, la empresa presidida por Antonio Llardén no ha sido tan activa como Naturgy y REE. Sus responsables solo se han visto dos veces con los de la CNMC. Todavía lo han sido menos las eléctricas, como Endesa (una sola reunión) e Iberdrola, pero tienen excusa: el recorte les afecta poco. Las patronales Sedigas y Aelec también se han visto con el macroregulador.

Este tipo de reuniones son habituales entre las empresas afectadas por los cambios regulatorios y la CNMC. Pero así como las empresas de telecomunicaciones suelen ser las más activas, en los últimos meses se ha girado la tortilla. De las 50 reuniones con empresas y patronales llevadas a cabo desde junio por la comisión, casi la mitad ha sido con entidades del ámbito energético.

Gobierno y energéticas, contra la CNMC

La CNMC ha publicado varios borradores en los que propone la nueva remuneración del transporte y distribución de gas y electricidad a partir del año que viene. Las empresas afectadas han presentado alegaciones y también lo ha hecho el Ministerio de Transición Ecológica, muy duro con algunas de las cuestiones que plantea Competencia.

No hay sintonía y se nota, y en septiembre vencen el mandato del presidente y otros consejeros de la CNMC, por lo que el Gobierno, si Sánchez logra la reelección, aprovechará para nombrar a personas más afines. Así lo esperan también las energéticas. Mientras tanto, las partes tendrán que negociar los recortes, pues los borradores de la CNMC no son definitivos.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad