El Rey cazó elefantes en Botsuana acompañado por "grandes empresarios" españoles

stop

Zarzuela confirma la invitación y que Juan Carlos llevaba una semana de safari. Rajoy reconoce que el Rey suspendió actos oficiales

El Rey, de cacería en Botsuana

15 de abril de 2012 (17:28 CET)

La polémica ha obligado a Zarzuela a dar explicaciones, aunque mínimas, sobre el "viaje privado" del Rey a Botsuana, donde tras cazar elefantes sufrió un accidente que ha forzado su entrada en el quirófano para ser operado de la cadera.

La Casa Real confirma que aceptó una invitación junto a empresarios españoles, pero no revela quién pago. Una expedición de este tipo cuesta más de 30.000 euros por ejemplar abatido.

Este domingo, el propio presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha confirmado que Juan Carlos I partió hacia la reserva africana el pasado domingo y que suspendió su agenda oficial de la semana. Entre los actos apartados figuraba el despacho semanal entre el Jefe del Estado y del Ejecutivo.

El Rey no fue solo, y la Casa Real asegura que aceptó una invitación junto a un grupo de grandes empresarios españoles que acompañaron al monarca en avión privado. La lista integrante de la comitiva es un secreto, por ahora. “Es un viaje privado", insisten.

La organizadora

Aunque no han confirmado quién costeó la excursión, la prensa británica da por hecho que la organizadora fue la princesa Corinna zu Sayn-Wittgenstein, anfitriona de nobles de toda Europa en este tipo de safaris. Además es amiga íntima del Rey, según sus informaciones, y tiene una empresa especializada en la organización de estas actividades: Boss&Company Sporting Agency.

En su web, se compromete a “satisfacer todas las necesidades” de sus "ilustres" clientes, entre quienes también se cuentan los príncipes e integrantes de varias casas reales árabes.

Sayn-Wittgenstein diseña viajes llave en mano. Se encarga de todo: desde el transporte en destino hasta los vuelos, pasando por el armamento y los permisos que expide el gobierno del país de turno, en este caso Botsuana.

Coste casi cero

En España, el hermetismo es prácticamente total y la Casa Real no confirma que haya sido la princesa, de 46 años y divorciada, quien preparó el safari. El dispositivo oficial que acompañó al Rey a cazar elefantes lo compusieron su médico personal y tres escoltas. Zarzuela no ha desvelado si este movimiento de personal ha supuesto algún sobre coste a los sueldos habituales.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad