José Antonio Álvarez, consejero delegado de Banco Santander. EFE/MARISCAL

El Santander confiesa un roto de 1.500 millones por el brexit

stop

El ajuste afectará a los resultados del tercer trimestre, pero el banco mantiene sus objetivos a medio plazo

Madrid, 24 de septiembre de 2019 (23:04 CET)

Banco Santander  ha anunciado durante la noche de este martes un deterioro de 1.500 millones de euros en el fondo de comercio de su filial británica, Santander UK. La entidad presidida por Ana Botín achaca este resultado al impacto por la incertidumbre en la economía debido al brexit, a lo que se suma la presión regulatoria y la mayor competencia en el país.

El banco explica en un hecho relevante enviado a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) pasadas las 22:00 horas que el ajuste contable en el fondo de comercio de su filial británica se llevará a cabo en las cuentas consolidadas del grupo a cierre de septiembre.

Asimismo, la entidad, pese a confesar que este deterioro tendrá impacto en el beneficio atribuido, afirma que no afectará al resultado ordinario del grupo, ni al valor por acción o al ratio de capital CET1, puesto que los fondos de comercio están excluidos del cálculo del capital. Los inversores están siguiendo muy de cerca la evolución del ratio en el caso del banco presidido por Ana Botín. 

El Santander reconoce el efecto negativo de la nueva regulación en Reino Unido, que obliga a separar el negocio de banca minorista del de banca inversión. La normativa también le ha supuesto aumentar el volumen de activos en la sucursal de Londres de Banco Santander en unos 40.000 millones de euros.

Mayor presión comercial

Entre otros factores que han causado este resultado está el aumento de la competencia en Reino Unido.  No obstante, desde la entidad insisten en que Reino Unido sigue siendo clave para el grupo y prueba de ello es que están invirtiendo "significativamente" para mejorar su posición y atender "aun mejor" a los clientes.

El banco, en un movimiento que parece tratar de calmar a los inversores (el anuncio ha sido complementamente inesperado) ha aprobado el reparto de un dividendo a cuenta de 0,1 euros en paralelo.

La entidad ajustó en los resultados semestrales el modelo de Santander UK, dejando ya en la firma los activos protegidos dentro del “anillo” impuesto por las autoridades británicas. Justo de cara a esas cifras, estrenó un nuevo modelo contable, que también modificó el perímetro de Santander España.

El banco, al igual que en España, ha puesto en marcha un programa de reducción de red y de plantilla en Reino Unido.

 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad